Francisco Fernández-Carvajal

ÍNDICE ASCÉTICO
DEL
CATECISMO
DE LA
IGLESIA CATÓLICA

Segunda edición

Palabra

www.hablarcondios.org
Autorizado por el autor
Prohibida su distribución

 

NOTA DEL EDITOR

Este trabajo sobre el Catecismo de la Iglesia Católica tiene como fin principal complementar los Índices de dos obras del autor -Antología de textos y Hablar con Dios-, con el fin de ayudar a quienes lo deseen a preparar charlas ascéticas, homilías, meditaciones, pláticas, etc. Las voces que se citan son prácticamente las mismas que figuran en las obras anteriormente mencionadas.

No se recogen números del Catecismo (pocos) que han parecido de menos utilidad para el fin que se expresa más arriba. Aquellos que tienen un carácter más señaladamente ascético van en negrita.

EDICIONES PALABRA

 

ÍNDICE

Abandono en Dios
Acciones de gracias
Adoración
Adoro te devote
Adviento
Alegría
Alma sacerdotal
Amistad
Amor
Amor a Dios
Amor de Dios a los hombres
Ángeles custodios
Apostolado
Apóstoles
Aprovechamiento del tiempo
Arrepentimiento
Audacia
Autoridad
Ayuno
Bautismo
Bien común
Bienaventuranzas
Bienes temporales
Buen pastor
Caridad
Castidad
Catequesis
Cielo
Comunión
Comunión de los santos
Conciencia
Confesión
Confianza en Dios
Confirmación
Conocimiento propio
Contemplación
Contrición
Conversión
Corazón
Corazón de Jesús
Corrección fraterna
Corredención
Correspondencia a la gracia
Cosas pequeñas
Cristianos en medio del mundo
Cristo Rey
Cruz
Cuaresma
Cuerpo
Culto
Demonio
Descanso
Desprendimiento
Devociones
Devociones marianas
Devociones populares
Dificultades
Difuntos
Dirección espiritual
Docilidad
Doctrina
Dolor
Domingo
Dones del Espíritu Santo
Ejemplaridad
Enfermos
Entrega
Escándalo
Esperanza
Espíritu Santo
Eucaristía
Eutanasia
Evangelio
Evangelización
Examen de conciencia
Familia
Fe
Felicidad
Fidelidad
Fiestas
Fiestas de la Virgen
Fiestas de los santos
Fiestas del Señor
Filiación divina
Fin del hombre
Fin último
Flaquezas
Formación doctrinal
Fortaleza
Fraternidad
Frutos
Generosidad
Gloria de Dios
Gracia
Gratitud
Hijos
Humanidad Santísima de Jesucristo
Humildad
Iglesia
Ignorancia
Indulgencias
Infancia espiritual
Infierno
Instrumentos de Dios
Jaculatorias
Jesucristo
Juicio particular
Juicio universal
Justicia
Justicia social
Lectura espiritual
Libertad
Limosna
Liturgia
Lucha ascética
Magnificat
Mal
Mandamientos
Mártires
Materialismo
Matrimonio
Medios
Mérito
Milagros
Misa
Misericordia
Misericordia divina
Moral
Mortificación
Muerte
Mujer
Mundo
Navidad
Niños
Novísimos
Obediencia
Obras de Misericordia
Ofrecimiento de obras
Optimismo
Oración
Oración de petición
Oraciones vocales
Paciencia
Padrenuestro
Padres
Parábolas e imágenes de la Sagrada Escritura
Pascua
Pasión de Nuestro Señor
Paz
Pecado
Pecado original
Pecado venial
Pecados de omisión
Penitencia
Pentecostés
Perdón de los pecados
Perdonar las ofensas
Perseverancia
Persona humana
Piedad
Pobreza
Predicación
Presencia de Dios
Primeros cristianos
Providencia
Prudencia
Pureza
Purgatorio
Purificación
Recogimiento interior
Rectitud de intención
Redención
Reparación
Respeto a los demás
Respetos humanos
Responsabilidad
Resurrección
Resurrección de los cuerpos
Romano Pontífice
Rosario
Sacerdocio
Sacerdotes
Sacramentales
Sacramentos
Sagrada Escritura
Santidad
Santos
Sencillez
Servir a Dios
Servir a los demás
Sinceridad
Soberbia
Sociedad
Solidaridad
Sufragios
Temor de Dios
Templanza
Tentaciones
Tibieza
Tiempo
Trabajo
Trinidad Santísima
Tristeza
Unción de los enfermos
Unidad
Unidad de vida
Veracidad
Verdad
Via Crucis
Vida cristiana
Vigilancia
Virgen María
Virginidad
Virtudes
Virtudes de convivencia
Visita al Santísimo
Vocación
Voluntad de Dios

ÍNDICE ASCÉTICO DEL CATECISMO
DE LA IGLESIA CATÓLICA

Abandono en Dios

- y confianza filial en la oración: 2734-2741;
Abandono filial en la Providencia del Padre celestial. Él cuida de las más pequeñas necesidades de sus hijos: 305; 322;
En el Padrenuestro pedimos con confianza de hijos. Abandono filial: 2828-2830;
Entregar el futuro en manos de la Providencia con sentido de responsabilidad: 2115;

Acciones de gracias

Vivir en acción de gracias, consecuencia de la fe en un Dios único: 224;
Acción de gracias y alabanza al Padre en la Santa Misa: 1359-1361;
El Magníficat, cántico de acción de gracias de María y de la Iglesia: 2619; 2622;
Es justo ofrecer a Dios sacrificios en señal de gratitud. El sacrificio de la Cruz, único sacrificio perfecto: 2099-2100;
La oración de acción de gracias. Todo puede ser motivo de agradecimiento a Dios. «En todo dad gracias»: 2637-2638; 2648;
Los bienaventurados del Cielo se unen a la acción de gracias de la Misa: 1370;

Adoración

- es el primer acto de la virtud de la religión. En qué consiste la adoración que debemos a Dios: 2096-2097; 2133-2135;
- primera actitud del hombre que se reconoce criatura ante su Creador: 2628;
Las promesas y los votos. Su cumplimiento, una manifestación de adoración y de amor a Dios: 2101-2103;
A la Sagrada Eucaristía: 1378-1380;
El deber social de la religión: 2104; 2109; 2137;
El hombre es llamado a adorar al único Dios verdadero: 2084-2086;
Es justo ofrecer a Dios sacrificios en señal de adoración. El sacrificio de la Cruz, único sacrificio perfecto: 2099-2100;
La virtud de la religión nos lleva a dar a Dios todo lo que en justicia le debemos en cuanto criaturas: 2095;
María nos da ejemplo en el Magníficat de cómo ha de ser nuestra adoración a Dios: 2097;

Adoro te devote

- y fe en la presencia de Cristo en la Eucaristía. Texto del himno: 1381;

Adviento

Esperanza y preparativos de la venida de Cristo. En la liturgia de Adviento, la Iglesia actualiza esta espera del Mesías: 522-524;
La Iglesia relee y revive en este tiempo un acontecimiento de salvación: 1095;

Alegría

- consecuencia de la fe en la Providencia divina: 301;
- de los padres por la vocación de sus hijos: 2233;
- de quienes viven la pobreza predicada por el Señor: 2546;
- y confianza en Dios: 2086;
Se alegra el corazón de los que buscan a Dios. Necesidad de un corazón recto: 30;

Alma sacerdotal

- y sentido de los sacramentales: 1669;
Dos modos de participación en el único sacerdocio de Cristo: el sacerdocio común de los fieles y el sacerdocio ministerial: 1546-1547; 1591; 1592;
El «carácter» que imprime la Confirmación perfecciona el sacerdocio común de los fieles, recibido en el Bautismo: 1305;
Ofrecemos nuestros cuerpos «como una hostia viva, santa, agradable a Dios». La vida cristiana tiene su fuente y su cumbre en el sacrificio eucarístico: 2031;
Participación de los laicos en la misión sacerdotal de Cristo: 901-903;

Amistad

La virtud de la castidad se desarrolla en la amistad. La amistad representa un gran bien para todos: 2347;

Amor

- y sentido del pudor: 2521-2524;
Dios es Amor: 218-221;
El amor de los esposos. La sexualidad está ordenada al amor conyugal del hombre y de la mujer, cuyo fruto son los hijos. Fidelidad y fecundidad: 2360-2363;
El amor conyugal, ordenado a la procreación y a la educación de la prole: 1652;
El amor es la fuente de la oración: 2658;
El amor maternal de María: 501;
La fidelidad del amor conyugal. El verdadero amor tiende a ser definitivo. Su motivo más profundo. Participación en el amor irrevocable de Dios: 1646-1651;
La mirada de infinita misericordia de Jesús provoca lágrimas de arrepentimiento. Una triple afirmación de amor: 1429;
Los novios están llamados a vivir la castidad en la continencia. Deben ayudarse mutuamente a crecer en esta virtud: 2350;
Los bienes y las exigencias del amor conyugal: 1643-1651;
Los más necesitados son objeto de un amor de preferencia por parte de la Iglesia: 2448-2449;
Perseverar en el amor es perseverar en la oración: 2745; 2757;
Se puede amar a los animales; pero no se puede desviar hacia ellos el afecto debido únicamente a los seres humanos: 2418; 2456;
Sólo el Amor hace obrar a los miembros de la Iglesia. Si se apagara, dejaría de anunciarse el Evangelio: 826;
Veneración y honra al Corazón de Jesús: 2669;

Amor a Dios

- y la virtud de la esperanza: 2090-2092;
- y la virtud de la fe: 2087-2089;
Las promesas y los votos. Su cumplimiento, una manifestación de adoración y de amor a Dios: 2101-2103;
«La fe trata de comprender» para amar más. La gracia de la fe abre los ojos del corazón: 158;
Dios llama al hombre y le ayuda a buscarlo, a conocerle, a amarle sobre todas las cosas: 1;
Dios nos amó primero. Los Mandamientos explicitan la respuesta de amor que el hombre está llamado a dar a Dios: 2083;
Dios nos ha puesto en el mundo para conocerle, servirle y amarle, y así ir al Cielo. En esto consiste la felicidad del hombre: 1720-1724; 1726;
El primer Mandamiento: 2084-2141;
El primer Mandamiento nos ordena amar a Dios sobre todas las cosas y a las criaturas por Él y a causa de Él. Pecados contra la caridad: 2093-2094;
La atención que el sacerdote presta a las almas a él confiadas es prueba de su amor al Señor. Su misión es servicio a los demás: 1551;
La felicidad del hombre no está en los bienes temporales sino en buscar el amor de Dios por encima de todo. El peligro del materialismo: 1728-1729; 1723;
Pecados contra el primer mandamiento: 2110-2128; 2138-2140;

Amor de Dios a los hombres

- manifestado en la presencia de Cristo en las especies eucarísticas: 1380;
«Abierta su mano con la llave del amor surgieron las criaturas»: 293;
Creados a imagen de Dios. El hombre en su totalidad es querido por Dios: 362-368;
Dios creó el mundo por sabiduría y por amor: 295; 315;
Dios es Amor: 218-221;
Dios está siempre cerca del hombre: 1;
Dios forma a su pueblo Israel: 62-64;
Dios Padre bendice todas las cosas creadas: 1077-1083;
Dios tiene la iniciativa del amor redentor universal. Nos amó primero, sin excepción: 604-605;
La alianza con Abrahán. El pueblo elegido, destinado a preparar el nacimiento de la Iglesia: 59-61;
La alianza con Noé: 56-58;
La Encarnación del Verbo, muestra suprema del amor de Dios a los hombres: 458;
La iniciativa siempre parte de Dios, que llama incansablemente a cada hombre al encuentro con Él en la oración: 2567; 2591;
Las etapas de la Revelación: 54-64;
Tanto en el sufrimiento como en la muerte, la Humanidad de Cristo se hizo el instrumento libre y perfecto del amor divino: 609;

Ángeles custodios

- en la vida de la Iglesia: 334-336; 352;
- presentes en la vida del Verbo Encarnado, desde la Encarnación hasta la Ascensión: 333;
Cada fiel tiene un ángel como protector y pastor que le acompaña hasta el fin de sus días: 336;
Cristo es el centro del mundo de los ángeles. Anuncian la redención y sirven al designio divino de su realización: 331-332; 351;
Existencia de los ángeles: 328;
Quiénes son los ángeles: 329-330; 350;

Apostolado

- su fecundidad depende de la unión vital con Cristo: 864;
Audacia recibida en la Confirmación para confesar valientemente el nombre de Cristo: 1303;
Del conocimiento amoroso de Cristo brota el deseo de anunciarlo, de «evangelizar», y de llevar a otros la fe cristiana: 429;
El que está llamado a «enseñar a Cristo» debe buscar, ante todo, esta «ganancia sublime que es el conocimiento de Cristo» y la unión con Él: 428;
La familia cristiana es evangelizadora y misionera: 2205;
La familia cristiana, «iglesia doméstica». Faro de fe viva en medio de un mundo lleno de oscuridad: 1655-1658; 1666;
La gracia comprende también los dones que el Espíritu Santo nos concede para colaborar en la salvación de las almas. Gracias especiales o carismas: 2003;
La misión, exigencia de la catolicidad de la Iglesia: 849-856;
La pureza cristiana exige «una purificación del clima social»: 2525;
La transmisión de la fe es ante todo el anuncio de Jesucristo. Los primeros discípulos ardían en deseos de anunciar a Cristo: 425;
Los cristianos deben movilizar todos sus esfuerzos para anunciar el mensaje de Cristo: 2835;
Los cristianos, testigos del Evangelio. Este testimonio es transmisión de la fe en palabras y obras. Nunca deben «avergonzarse de dar testimonio del Señor»: 2471-2474;
Los cristianos, urgidos a anunciar por todo el mundo la Buena Nueva: 3;
Los padres han recibido la responsabilidad y el privilegio de evangelizar a sus hijos. Son para sus hijos los «primeros heraldos de la fe»: 2225;
Necesidad del testimonio cristiano en medio del mundo: 2044-2046;
Nuestro amor a Jesús y a los hombres nos impulsa a hablar de nuestra fe. Somos como un eslabón en la gran cadena de los creyentes: 166;
Participación de los laicos en la misión profética de Cristo. Llamados a evangelizar el mundo: 904-905;
Participación de los laicos en la misión real de Cristo. Llamados a sanear las estructuras y las realidades seculares: 908-913;
Sólo el Amor hace obrar a los miembros de la Iglesia. Si se apagara, dejaría de anunciarse el Evangelio: 826;
Toda la Iglesia es apostólica. La vocación cristiana, por su propia naturaleza, es vocación al apostolado: 863;
Vocación apostólica de los laicos en medio del mundo. Santificar las realidades terrenas: 898-900; 905;

Apóstoles

- enviados a anunciar el Evangelio a todas las gentes: 2;
- llamados al comienzo de la vida pública del Señor: 541-542;

Aprovechamiento del tiempo

- y el mensaje del Juicio final: 1041;
El nuestro, un tiempo de espera y de vigilia: 672;
La muerte, final de la vida terrena. Urgencia de aprovechar el tiempo, que es limitado: 1007;

Arrepentimiento

La mirada de infinita misericordia de Jesús provoca en Pedro lágrimas de arrepentimiento. La «segunda conversión»: 1429;

Audacia

- recibida en la Confirmación para confesar valientemente el nombre de Cristo: 1303;

Autoridad

- debe actuar para promover el bien común. Una legislación sólo posee carácter de ley cuando se conforma con la justa razón: 1902-1904;
- debe facilitar a cada uno lo necesario para llevar una vida verdaderamente humana: 1908;
Deberes de los ciudadanos hacia la autoridad civil: 2238-2242;
El bien común debe estar orientado hacia el progreso de las personas: 1912;
La autoridad exigida por el orden moral emana de Dios. Autoridad y obediencia: 1897-1900;
La familia debe ser ayudada y defendida mediante medidas sociales apropiadas. Deber grave de la autoridad civil. Algunos deberes particulares: 2209-2210; 2235-2237;
La justicia social está ligada al bien común y al ejercicio de la autoridad: 1928;
Libertad de formas de gobierno con tal de que promueva el bien común y respete los derechos fundamentales de la persona: 1901;
Obediencia a la autoridad civil: 2242;
Toda sociedad humana necesita una autoridad que la rija. Su misión consiste en asegurar el bien común: 1898;

Ayuno

- como muestra de la penitencia interior del cristiano: 1434;
- en los días prescritos por la Iglesia. Nos ayuda a preparar las fiestas y contribuye a que adquiramos el dominio de nuestros instintos y la libertad de corazón: 2043;
El ayuno eucarístico: 1387;
En qué consiste esta conversión del corazón: ruptura con el pecado, aversión al mal, repugnancia por las malas acciones cometidas...: 1431;
Los tiempos y los días de penitencia a lo largo del año litúrgico, momentos particulares para la práctica penitencial: 1438;
Necesidad de una conversión del corazón, de la penitencia interior: 1430;

Bautismo

- borra completamente todos los pecados, pero no libra de todas las debilidades de la naturaleza: 978;
- de adultos: 1247-1249;
- de Cristo al comienzo de su vida pública: 1223-1225;
- de niños. Tradición inmemorial de la Iglesia. Responsabilidad de los padres: 1250-1252; 1231;
- en la Iglesia. Aparece siempre ligado a la fe. «Revestidos de Cristo»: 1226-1228;
- es el primer sacramento del perdón de los pecados: 977; 985;
- es el sacramento de la fe. Esta virtud la reciben todos los bautizados, niños o adultos, y debe crecer después del Bautismo. Responsabilidad de los padrinos: 1253-1255;
- fundamento de toda la vida cristiana, puerta de entrada a la vida espiritual y a los demás sacramentos. Efectos que produce en el alma: 1213;
- prefiguraciones del Bautismo en el Antiguo Testamento: 1217-1222;
Bautismo de Jesús. Nuestro bautismo: 535-537;
La gracia del Bautismo. Efectos principales: 1262-1274;
La iniciación cristiana. Significado de los diversos ritos de su celebración: 1229-1245;
Los niños muertos sin Bautismo y la misericordia divina: 1261;
Necesidad del Bautismo para la salvación. Bautismo de sangre y de deseo. Salvación de quienes lo habrían deseado explícitamente si hubieran conocido su necesidad: 1257-1261;
No imponer a los bautizados nombres que sean ajenos al sentir cristiano. Importancia del nombre: 2156; 2165;
Origen y significado de este nombre. Otras denominaciones: 1214-1216;
Quién puede bautizar: 1256;
Quién puede ser bautizado: 1246;

Bien común

Actividad económica y justicia social: 2426-2436;
El bien común universal. Interdependencia de las diversas comunidades: 1911;
El bien común debe estar orientado hacia el progreso de las personas: 1912;
El bien de cada uno, necesariamente relacionado con el bien común. Tres elementos esenciales del bien común: respeto a la persona, bienestar social y paz, es decir, la estabilidad y la seguridad de un orden justo: 1905-1912; 1924-1927;
El respeto a la integridad de la Creación. El dominio del hombre no es absoluto: 2415-2418;
Justicia y solidaridad entre las naciones: 2437-2442;
La autoridad debe actuar para promover el bien común. Una legislación sólo posee carácter de ley cuando se conforma con la justa razón; lo cual significa que su obligatoriedad procede de la ley eterna: 1902-1904;
La autoridad debe facilitar a cada uno lo que necesita para llevar una vida verdaderamente humana: 1908;
La autoridad exigida por el orden moral emana de Dios. Autoridad y obediencia: 1897-1900;
La doctrina social de la Iglesia. Aspectos temporales del bien común en cuanto se ordenan al fin último del hombre: 2419-2425;
La justicia social está ligada al bien común y al ejercicio de la autoridad: 1928;
La legítima defensa y el bien común. Las penas judiciales: 2265-2267;
Libertad de formas de gobierno con tal de que promueva el bien común y respete los derechos fundamentales de la persona: 1901;
Responsabilidad personal y participación en la vida pública. Ejemplaridad en estas tareas: 1913-1917;
Toda sociedad humana necesita una autoridad que la rija. Su misión consiste en asegurar el bien común: 1898;

Bienaventuranzas

- descubren la meta de la existencia humana, el fin último de los actos humanos: 1719;
- elevan nuestra esperanza hacia el Cielo como a la nueva tierra prometida: 1820;
- están en el centro de la predicación de Jesús. Anuncian las bendiciones y las recompensas de quien sigue a Cristo: 1716-1717;
- responden al deseo natural de felicidad. «Sólo Dios sacia»: 1718; 1725;
«Bienaventurados los pobres de espíritu». En qué consiste la pobreza predicada por Nuestro Señor: 2544-2547;
A los limpios de corazón se les promete que verán a Dios «cara a cara» y que serán semejantes a Él: 2517-2519;
La bienaventuranza cristiana. Dios nos ha puesto en el mundo para conocerle, servirle y amarle, y así ir al Cielo. En esto consiste la felicidad del hombre: 1720-1724; 1726;

Bienes temporales

- y la virtud de la templanza: 1809;
Actividad económica y justicia social: 2426-2436;
Destino universal de los bienes y propiedad privada. Administradores de los bienes de Dios: 2402-2406; 2456-2457;
Doctrina social de la Iglesia. Aspectos temporales del bien común en cuanto se ordenan al fin último del hombre: 2419-2425;
Es rechazable la teoría que hace del lucro la norma exclusiva y el fin último de la actividad económica: 2424-2425;
Justicia y solidaridad entre las naciones: 2437-2442;
La felicidad del hombre no está en los bienes temporales sino en buscar el amor de Dios por encima de todo. El peligro del materialismo: 1728-1729; 1723;

Buen pastor

El sacerdote es el Buen Pastor cuando administra el sacramento de la Penitencia. Es el signo y el instrumento del amor misericordioso de Dios con el pecador: 1465;

Caridad

- es el alma de la santidad a la que todos están llamados: 826;
Pecados contra la caridad: 2093-2094;
A los moribundos se les han de prestar todas las atenciones para ayudarles a vivir en Dios sus últimos momentos: 2299;
Algunos pecados contra la caridad y la justicia: el juicio temerario, la maledicencia, la calumnia: 2477-2479;
Algunos pecados contra la caridad: la cólera y el odio: 2302-2303;
Amor a los enemigos, a los más necesitados... Cualidades de la caridad: 1825;
Animar a los enfermos a recibir a su tiempo la Unción de los enfermos. Ayudar a que lo reciban con las debidas disposiciones: 1516;
Caridad y castidad. El dominio de sí que comporta la castidad está ordenado al don de sí mismo: 2346;
El mandamiento nuevo: 1823;
El orden de la caridad. Honrar a los padres después de Dios: 2197;
El pecado de escándalo: 2284-2287; 2326;
El amor a los pobres es incompatible con el amor desordenado de las riquezas y con su uso egoísta: 2243-2246; 2462;
El amor es la fuente de la oración: 2658;
El doble precepto de la caridad: 2196;
El ejercicio de todas las virtudes está animado e inspirado por la caridad. Es la forma de las virtudes: 1827;
El menor de nuestros actos, hecho con caridad, repercute en beneficio de todos los hombres. Todo pecado daña a esta comunión: 953;
En qué consiste: 1822; 1844;
Es la primera de las virtudes: 1826;
Fruto del Espíritu y plenitud de la ley: 1824;
Frutos de la caridad: 1829;
Justicia social y espíritu fraterno. La liberación es incompatible con el odio a las personas: 1931-1933; 1944;
La envidia, un pecado contra la caridad: 2540;
La mentira, pecado también contra la caridad y la justicia. Es «una verdadera violencia hecha a los demás». Deber de reparar: 2484-2487;
La oración de intercesión (pedir en favor de otro) es lo propio de un corazón misericordioso. Los primeros cristianos la vivieron con especial fervor: 2636; 2647;
La caridad empuja a reformas justas. No hay solución a la cuestión social fuera del Evangelio: 1896;
La caridad es en nosotros la principal fuente de todos nuestros méritos: 2011; 2026;
La caridad exige la práctica de la corrección fraterna: 1829;
La caridad representa el mayor mandamiento social. Respeto al otro y sus derechos. Exige la práctica de la justicia y es la única que nos hace capaces de ésta: 1889;
La Eucaristía fortalece la caridad, que tiende a debilitarse en la vida cotidiana. Esta caridad vivificada borra los pecados veniales: 1394;
La limosna, uno de los principales testimonios de la caridad fraterna; es también una práctica de justicia: 2447; 2462;
La práctica de la vida moral animada por la caridad da al cristiano la libertad espiritual de los hijos de Dios: 1828;
La Virgen María, modelo de caridad: 967;
Los actos de fe, esperanza y caridad que ordena el primer Mandamiento se realizan en la oración. Es condición indispensable para obedecer los mandamientos de Dios: 2098;
Los más necesitados son objeto de un amor de preferencia por parte de la Iglesia: 2448-2449;
Perdonar con prontitud las pequeñas ofensas que pueden surgir en el seno de la familia: 2227;

Castidad

- es promesa de inmortalidad: 2347;
- está destinada a crecer. Leyes de crecimiento: 2343;
- forma parte de la virtud cardinal de la templanza: 2341;
- se desarrolla en la amistad. La amistad representa un gran bien para todos: 2347;
Pecados contra la castidad: 2351-2356;
Caridad y castidad: 2346;
El combate por la pureza: 2520-2527; 2532;
El dominio de sí que comporta la castidad dura toda la vida. Supone un esfuerzo reiterado en todas las edades de la vida: 2342;
La integridad de quien vive la virtud de la castidad asegura la unidad de la persona. Esta virtud no tolera ni la «doble vida ni el doble lenguaje»: 2338;
La pureza exige el pudor, que preserva la intimidad de la persona. Es parte integrante de la templanza. Ordena las miradas y los gestos: 2521-2524; 2533;
Los novios están llamados a vivir la castidad en la continencia. Deben ayudarse mutuamente a crecer en esta virtud: 2350;
Medios para vivir la castidad: 2340;
Vocación a la castidad. Todos los fieles son llamados a una vida casta según su propio estado: 2337-2350;

Catequesis

- el ejemplo de los Santos Padres: 8;
- en qué consiste: 4-6;
- saca energías y nuevos elementos de los Concilios: 9-10;
- y liturgia: 1074-1075;
El Concilio Vaticano II, «el gran catecismo de los tiempos modernos»: 10;

Cielo

- y «pobreza de espíritu». El Cielo colmará todos los deseos de felicidad: 2548-2550; 2556-2557;
Dios nos ha puesto en el mundo para conocerle, servirle y amarle, y así ir al Cielo: 1720-1724; 1726;
En la liturgia terrena pregustamos y participamos ya de la liturgia celestial: 1090;
En los sacramentos la Iglesia participa ya de la vida eterna: 1130;
La oración de alabanza reconoce de modo directo la grandeza de Dios. Alabanza de hijos. Alabanza de los santos en el Cielo: 2639-2642; 2649;
La castidad es promesa de inmortalidad: 2347;
La Eucaristía, «prenda de la gloria futura». Nos une ya a la Iglesia del Cielo, a la Santísima Virgen y a todos los Santos: 1402-1405; 1419;
La Eucaristía, anticipo de la vida eterna: 1326;
La fe, comienzo de la vida eterna: 163-165; 184;
La persona humana, la «única criatura en la tierra a la que Dios ha amado por sí misma». Está destinada a la bienaventuranza eterna: 1710-1711; 1703;
Los bienaventurados del Cielo se unen también a la acción de gracias de la Misa: 1370;
Los frutos del Espíritu Santo, primicias de la gloria eterna: 1832;
Quienes mueren en gracia y están purificados de sus faltas entran en la intimidad divina y ven a Dios «tal cual es». En qué consiste el Cielo: 1023-1028; 1053;

Comunión

- conserva, acrecienta y renueva la Vida recibida en el Bautismo: 1392;
- fortalece la caridad, que tiende a debilitarse en la vida cotidiana: 1394;
- nos purifica de los pecados cometidos y nos preserva de los futuros: 1393; 1395;
«Danos hoy nuestro pan de cada día». Pedimos lo necesario para el sustento de todos y también el Pan de vida: 2828-2837; 2861;
Al menos, una vez al año. Si es posible, en tiempo pascual. Comunión frecuente, incluso diaria: 1389; 1417;
El ayuno eucarístico: 1387;
El Señor nos invita a recibirle. Correspondencia de amor: 1384;
Frutos de la comunión: 1391-1401; 1416;
La comunión bajo una sola especie, la más habitual en el rito latino: 1390;
La confesión, necesaria para recibir la comunión si el alma ha cometido un pecado grave: 1385; 1415;
La Eucaristía fortalece la unidad del Cuerpo Místico: «Eucaristía hace a la Iglesia»: 1396;
La Eucaristía no está ordenada al perdón de los pecados mortales. Esto es propio de la Confesión: 1395;
La Eucaristía y la unidad de los cristianos: 1398-1401;
La Iglesia recomienda recibir la comunión, si se tienen las debidas disposiciones, cuando se participa en la Misa: 1388;
La Santa Misa es a la vez, e inseparablemente, memorial en el que se perpetúa el sacrificio de la Cruz y banquete sagrado: 1382-1390;
Los niños deben acceder al sacramento de la Penitencia antes de recibir por primera vez la Sagrada Comunión: 1457;
No celebrar la Santa Misa, ni acercarse a recibir la comunión con conciencia de pecado mortal: 1457;
Preparación necesaria para comulgar: 1385-1387; 1415;
Si se tiene conciencia de haber pecado mortalmente, no acercarse a la Eucaristía sin haber recibido previamente la absolución en el sacramento de la Penitencia: 1415;

Comunión de los santos

- de bienes espirituales: 946-959; 961;
- y el tesoro de bienes espirituales de la Iglesia: 1476-1477;
«Creo» y «creemos»: 167-168;
«Padre nuestro». Orar a «nuestro» Padre nos lleva a orar con todos y por todos los hombres: 2786-2793;
«Sostenemos y nos sostienen» en la fe: 166;
El menor de nuestros actos, hecho con caridad, repercute en beneficio de todos los hombres. Todo pecado daña a esta comunión: 953;
El recurso a la Comunión de los santos permite al pecador contrito estar antes y más eficazmente purificado de las penas del pecado: 1475;
Fraternidad que restablece el sacramento de la Penitencia: 1469;
La comunión con los difuntos. Práctica inmemorial de la Iglesia de honrar con piedad su memoria y de orar por ellos. Pueden ser también grandes intercesores en favor nuestro: 958;
La comunión con los santos en el Cielo refuerza el amor fraterno y la unión con Cristo: 958; 962;
La intercesión de los santos. Su ayuda eficaz desde el Cielo: 956;
La oración de intercesión (pedir en favor de otro) es lo propio de un corazón misericordioso. Los primeros cristianos la vivieron con especial fervor: 2636; 2647;
La intercesión de los santos en el Cielo es su más alto servicio al plan de Dios. Podemos y debemos rogarles que intercedan por nosotros y por el mundo entero: 2683; 2692;
Nadie se encuentra solo en su camino hacia la santidad. «La santidad de uno aprovecha a los otros»: 1474-1475;

Conciencia

Decidir en conciencia. Algunas reglas: 1786-1789;
El dictamen de la conciencia moral. Es «el primero de todos los vicarios de Cristo». Seguir la voz de la conciencia formada: 1777-1787; 1800;
Es «el núcleo más secreto y el sagrario del hombre, en el que está solo con Dios, cuya voz resuena en lo más íntimo de ella»: 1776; 1795;
La formación de la conciencia. Es una tarea de toda la vida. Importancia de esta formación: 1783-1785; 1798; 1802;
La conciencia y los juicios erróneos: 1790-1794; 1801;
La dignidad de la persona humana implica y exige la rectitud de la conciencia moral: 1780;
La persona humana conoce la voz de Dios que le impulsa «a hacer el bien y a evitar el mal»: 1704-1706; 1713;
No hay oposición entre conciencia personal y Magisterio de la Iglesia: 2039;

Confesión

- un «bautismo laborioso». Necesaria para perdonar los pecados cometidos después del Bautismo: 979-980; 986;
- y el sigilo sacramental: 1467;
«El sigilo sacramental es inviolable»: 2490;
Efectos de este sacramento: 1468-1470;
El confesor no es dueño, sino servidor del perdón de Dios: 1466;
El ministro de este sacramento: 1461-1467;
El sacerdote es el Buen Pastor cuando administra el sacramento de la Penitencia. Es signo e instrumento del amor misericordioso de Dios con el pecador: 1465;
El sacramento de la Penitencia, «segunda tabla» de salvación. Su práctica a través de los siglos. Su estructura fundamental invariable. Elementos esenciales de este sacramento: 1446-1449;
En el sacramento de la Penitencia, el pecador anticipa en cierta manera el juicio al que será sometido al fin de la vida terrena: 1470;
En peligro de muerte, todo sacerdote, incluso privado de la facultad de oír confesiones, puede absolver de cualquier pecado y de toda excomunión: 1463;
Fraternidad que restablece el sacramento de la Penitencia: 1469;
Frutos de la Confesión frecuente: 1458;
Frutos espirituales del sacramento de la Penitencia: 1496;
Frutos que produce: 1468;
La confesión de los pecados, parte esencial del sacramento de la Penitencia: 1455-1458;
La penitencia que el confesor impone debe tener en cuenta la situación personal del penitente y buscar su bien espiritual: 1460;
La satisfacción. La absolución quita el pecado, pero no remedia todos los desórdenes que el pecado causó. Necesidad de reparar: 1459;
La celebración del sacramento de la Penitencia: 1480-1484;
La confesión individual e íntegra de los pecados graves seguida de la absolución, único medio ordinario para la reconciliación con Dios y con la Iglesia: 1497;
La Confesión, necesaria para recibir la Comunión si el alma ha cometido un pecado grave: 1385; 1415;
La Eucaristía no está ordenada al perdón de los pecados mortales. Esto es propio de la Confesión: 1395;
La fórmula de la absolución sacramental: 1449;
La reconciliación con la Iglesia es inseparable de la reconciliación con Dios: 1443-1445;
Los actos del penitente: 1450-1460;
Los niños deben acceder al sacramento de la Penitencia antes de recibir por primera vez la Sagrada Comunión: 1457;
Los sacerdotes deben alentar a los fieles a acceder al sacramento de la Penitencia y deben mostrarse disponibles para dispensar este sacramento: 1464;
Materia de este sacramento: 1493;
No hay ninguna falta, por grave que sea, que la Iglesia no pueda perdonar. Siempre están abiertas las puertas del perdón: 982-983;
Nombres que recibe este sacramento: 1423-1424;
Puesto que Dios puede crear de la nada, el Espíritu Santo puede dar la vida a los pecadores, creando en ellos un corazón nuevo: 298;
Sentido de este sacramento. La inclinación al pecado y el combate por la santidad: 1425-1426;
Si se tiene conciencia de pecado mortal, no acercarse a la Eucaristía sin haber recibido previamente la absolución en el sacramento de la Penitencia: 1415;
Sólo Dios puede perdonar el pecado. El Señor confió este poder a la Iglesia: 1441-1442;
Virtudes de un buen confesor: 1466;

Confianza en Dios

- está fundada en la Providencia divina: 301;
Jesús escucha siempre nuestra oración: 2616;
Confiar en Dios en todas las circunstancias. «Nada te turbe...»: 227;
Dios hace posible por su gracia lo que manda: 2082;
En el Padrenuestro pedimos con confianza de hijos todo lo que necesitamos. Abandono filial: 2828-2830;
La confianza filial en la oración: 2734-2741;
La omnipotencia de Dios no es arbitraria: 271;
La oración es siempre eficaz. Confianza audaz. Conformarla con la voluntad divina. Unirla a la de Jesús por nosotros: 2738-2741; 2756;
La solicitud de Dios por las criaturas es concreta e inmediata: 303; 304;
Los caminos de la Providencia divina nos son frecuentemente desconocidos: 314;
No hay ninguna falta, por grave que sea, que la Iglesia no pueda perdonar. Siempre están abiertas las puertas del perdón: 982-983;

Confirmación

Celebración de este sacramento: 1297-1301;
Efectos: 1302-1305;
En la Confirmación el Espíritu Santo nos enraíza más profundamente en la filiación divina: 1303; 1316;
La Confirmación y el don del Espíritu Santo: 1286-1289;
Los signos y el rito de este sacramento: la unción y el sello que imprime: 1293-1296;
Ministro: 1312-1314;
Quién puede recibir este sacramento: 1306-1311; 1319;
Relación con el Bautismo: 1290-1292; 1285; 1318;

Conocimiento propio

Las distracciones en la oración indican frecuentemente aquello a lo que el corazón está apegado: 2729;
Los pecados internos a veces hieren más gravemente el alma y son más peligrosos: 1456;

Contemplación

- «amor silencioso»: 2717;
- entrega amorosa a la voluntad del Padre: 2712;
- es mirada de fe, fijada en Jesús. La «mirada de Jesús»: 2715;
- y «pobreza de espíritu». El Cielo colmará todos los deseos de felicidad: 2548-2550; 2556-2557;
El recogimiento interior, necesario para la contemplación: 2711;
Estar habitualmente en presencia de Dios y en comunión con Él: 2565;
La oración contemplativa: 2709-2719;
La oración vocal, primera forma de oración contemplativa. Necesidad de asociar los sentidos a la oración interior: 2700-2704;
La pureza de corazón es el preámbulo de la visión. Esta pureza nos concede ya «ver según Dios»: 2519; 2531;
Paso por «la noche de la fe»: 2719;

Contrición

- del penitente. En qué consiste. «Contrición perfecta» y atrición: 1451-1453;
Dureza del corazón del hombre y necesidad de un corazón nuevo. La ayuda del Espíritu Santo: 1432-1433;
En qué consiste esta conversión del corazón: ruptura con el pecado, aversión al mal, repugnancia por las malas acciones cometidas...: 1431;
La petición de perdón, primer movimiento de la oración de petición: 2631; 2646;
La mirada de infinita misericordia de Jesús provoca lágrimas de arrepentimiento. La «segunda conversión»: 1429;
Los pecados veniales y la contrición perfecta: 1452;
Necesidad de una conversión del corazón, de la penitencia interior: 1430;
Pedir el don de la contrición: 1489;

Conversión

- a Cristo en el Bautismo: 1426;
- es la primera obra de la gracia en el alma: 1989;
- y el sacramento de la Penitencia: 1440-1477;
Elías y los profetas: la conversión del corazón, necesaria para una oración agradable a Dios: 2581-2584; 2595;
Conversión del sacerdote ante la grandeza de la gracia y del oficio sacerdotales: 1588;
Dureza del corazón del hombre y necesidad de un corazón nuevo. La ayuda del Espíritu Santo: 1432-1433;
El juicio final inspira el santo temor de Dios y llama a la conversión: 1041;
El proceso de conversión y de penitencia, descrito por Jesús en la parábola del hijo pródigo: 1439;
En qué consiste esta conversión del corazón: ruptura con el pecado, aversión al mal, repugnancia por las malas acciones cometidas...: 1431;
Jesús invita a los pecadores a la conversión. Alegría por un pecador que se convierte: 545;
La adopción de hijos de Dios comporta una conversión continua y una vida nueva: 2784;
La conversión exige el reconocimiento del pecado: 1848;
La conversión y la penitencia diarias encuentran su fuente y su alimento en la Santa Misa: 1436;
La existencia del infierno, una llamada apremiante a la conversión: 1036;
Llamada continua a la conversión. La segunda conversión, una tarea que dura toda la vida: 1427-1429;
Nadie puede merecer la gracia primera en el inicio de la conversión: la iniciativa es siempre de Dios: 2010;
Necesidad de una conversión del corazón, de la penitencia interior: 1430;
Necesidad de una permanente conversión interior para obtener cambios sociales que estén realmente al servicio de la persona: 1888;
Pedir el don de la contrición: 1489;
Volver a Dios confiados en la misericordia divina: 1490;

Corazón

- es «lo más profundo del ser», donde la persona se decide o no por Dios: 368;
Elías y los profetas: la conversión del corazón, necesaria para una oración agradable a Dios: 2581-2584; 2595;
Dureza del corazón del hombre y necesidad de un corazón nuevo. La ayuda del Espíritu Santo: 1432-1433;
El deseo de Dios está inscrito en el corazón porque el hombre ha sido creado por Dios y para Dios: 27;
En qué consiste esta conversión del corazón: ruptura con el pecado, aversión al mal, repugnancia por las malas acciones cometidas...: 1431;
Es el corazón, el hombre en su intimidad más profunda, el que se dirige a Dios en la oración: 2562-2563;
Estar vigilantes es «guardar el corazón»: 2849;
Importancia de las pasiones en la vida cristiana: 1762-1770;
La oración es la vida del corazón nuevo: 2697;
La pureza de corazón es el preámbulo de la visión. Esta pureza nos concede ya «ver según Dios»: 2519; 2531;
La purificación del corazón. A los limpios de corazón se les promete que verán a Dios «cara a cara» y que serán semejantes a Él: 2517-2519;
Las distracciones en la oración indican frecuentemente aquello a lo que el corazón está apegado: 2729;
Los Padres espirituales comparan a veces el corazón a un altar: 2655;
Necesidad de un corazón recto para encontrar al Señor. Nuestro corazón estará inquieto mientras no descanse en Él: 30;
Necesidad de una conversión del corazón: 1430;
Veneración y honra al Corazón de Jesús: 2669;

Corazón de Jesús

El Corazón del Verbo Encarnado: 478; 766; 2669;

Corrección fraterna

- como muestra en la vida cotidiana de la conversión interior: 1435;
La caridad exige la práctica de la corrección fraterna: 1829;

Corredención

Nuestra participación en el Sacrificio de Cristo: 618;

Correspondencia a la gracia

- del sacerdote ante la grandeza de la misión que el Señor le ha encomendado: 1589;
La gracia habitual y las gracias actuales: 2000;
La preparación del hombre para acoger la gracia es ya una obra de la gracia: 2001;
La libre iniciativa de Dios por la que llama al hombre a la santidad exige su respuesta libre: 2002;

Cosas pequeñas

Los misterios de la vida oculta de Jesús. Aprender a santificar lo ordinario: 531-534;

Cristianos en medio del mundo

- han de sentirse urgidos para anunciar por todo el mundo la Buena Nueva: 3;
- su santificación a través de las tareas seculares: 901-902;
Deberes de los ciudadanos hacia la autoridad civil: 2238-2242;
Imitar a Cristo en los Misterios de su vida oculta. Lecciones que nos da: 531-532;
La pobreza de espíritu han de vivirla todos los cristianos: 2544-2547;
La participación de los laicos en la misión sacerdotal de Cristo: 901-903;
La vocación a la vida eterna no suprime sino que refuerza el deber de poner en práctica los talentos recibidos en servicio de un mundo más justo: 2820;
La vocación propia de los laicos en medio del mundo: 898-900;
Los acontecimientos de cada día, tema de oración. «Impregnar de oración las humildes situaciones cotidianas»: 2659-2660;
Los cristianos son testigos del Evangelio. Este testimonio es transmisión de la fe en palabras y obras. Nunca deben «avergonzarse de dar testimonio del Señor»: 2471-2474;
Necesidad del testimonio cristiano en medio del mundo: 2044-2046;
Participación de los laicos en la misión profética de Cristo. Llamados a evangelizar el mundo: 904-905;
Participación de los laicos en la misión real de Cristo. Llamados a sanear las estructuras y las realidades seculares: 908-913;
Responsabilidad personal y participación en la vida pública. Ejemplaridad en estas tareas: 1913-1917;
Todos los fieles de cualquier estado o régimen de vida están llamados a la plenitud de la vida cristiana: 2012-2013;

Cristo Rey

La Realeza de Cristo: 440; 542; 550;
Venga a nosotros tu Reino: 2816-2821;

Cruz

El camino de la santidad pasa por la Cruz. Necesidad de la mortificación: 2015;
El cristiano comienza su jornada, sus oraciones y sus acciones con la señal de la Cruz. La señal de la Cruz nos fortalece en las tentaciones y dificultades: 2157;
El Misterio pascual de la Cruz y de la Resurrección está en el centro de la Buena Nueva. La Iglesia debe anunciarlo al mundo: 571-573;
Jesús consuma su sacrificio en la Cruz. Veneración de la Santa Cruz: 616-617;
La Virgen y la Pasión: 964;
Nuestra participación en el Sacrificio de Cristo. «Tomar su Cruz y seguirle». «Fuera de la Cruz no hay otra escala por donde subir al Cielo»: 618;
Tomar la Cruz cada día y seguir a Jesucristo, el camino más seguro de penitencia: 1435;

Cuaresma

La Iglesia se une durante este tiempo al Misterio de Jesús en el desierto: 540;
Los tiempos penitenciales, particularmente apropiados para los ejercicios espirituales, liturgias penitenciales, peregrinaciones como signo de penitencia...: 1438;
Los tiempos y los días de penitencia a lo largo del año litúrgico, momentos particulares para la práctica penitencial: 1438;

Cuerpo

- y sentido del pudor: 2521-2524;
El necesario cuidado de la salud: 2288-2291;
El respeto a la integridad corporal: 2297-2298;
El respeto a la persona y la investigación científica: 2292-2296;
El respeto a los cuerpos de los difuntos: 2299-2301;
La exigencia del respeto hacia el propio cuerpo y al ajeno se basa en la dignidad de la resurrección en Cristo: 1004;
La vida corporal no tiene un valor absoluto. La concepción neopagana de la vida y el culto al cuerpo. La virtud de la templanza: 2289-2290;

Culto

- a la Santísima Virgen. Su carácter propio: 971;
- culminación de la creación. Enseñanzas: 345-349;
- reaviva en nosotros el espíritu de conversión y de penitencia, y contribuye al perdón de los pecados: 1437;
El culto a las imágenes y el primer Mandamiento: 2129-2132; 2141;
El culto de la Eucaristía. La Iglesia y el mundo tienen necesidad de este culto: 1378-1380;
El deber de rendir culto a Dios corresponde al hombre individual y socialmente considerado: 2105; 2136;

Demonio

- en las tentaciones de Jesús: 538-540;
- es un ángel caído. Su opción contra Dios es definitiva. Intenta asociar al hombre en su rebelión: 414;
- hace de la vida del hombre un continuo combate: 409;
- su poder no es infinito. Su acción en el mundo: 395;
- y el misterio del mal en el hombre: 1707;
«Y líbranos del mal». El mal designa a Satanás. Quién es. También pedimos vernos libres de los males pasados, presentes y futuros de los que él es el autor o instigador: 2850-2854; 2864;
Cristo nos libró de Satán y del pecado. El que cree en Cristo es hecho hijo de Dios: 1708-1709; 1715;
Jesús «descendió a los infiernos» y aniquiló «mediante la muerte al señor de la muerte, el diablo»: 631-637;
La oración supone esfuerzo. El demonio hace todo lo posible por impedirla: 2725; 2752;
La caída de los ángeles malos: 391-395;
Los exorcismos de Jesús liberan a los hombres del dominio de los demonios: 550;
Por el pecado de origen, el diablo adquirió un cierto dominio sobre el hombre, aunque éste permanezca libre: 407;

Descanso

- culminación de la creación. Enseñanzas: 345-349;
El domingo, día de gracia y de descanso: 2184-2188;

Desprendimiento

- y el deseo desordenado de las riquezas y de su poder. La codicia y la envidia: 2535-2540;
Amor a la pobreza y a los pobres: 2443-2449; 544;
La pobreza de espíritu: 2544-2547;

Devociones

La comunión con los santos en el Cielo refuerza el amor fraterno y la unión con Cristo: 958; 962;
La intercesión de los santos. Su ayuda eficaz desde el Cielo: 956;
La Visita al Santísimo, una prueba de gratitud, un signo de amor y un deber de adoración hacia el Señor: 1418;
La consideración del Vía Crucis, una forma de oración: 2669;
Texto del himno eucarístico Adoro te devote: 1381;

Devociones marianas

El Santo Rosario, «síntesis de todo el Evangelio» y expresión del culto y de la devoción a María: 971;
Origen del Rosario: 2678;

Devociones populares

Expresiones diversas del sentido religioso del pueblo cristiano: veneración a las reliquias, visitas a santuarios, peregrinaciones, procesiones, Vía Crucis, rosario, medallas... Prolongan la vida litúrgica de la Iglesia, pero no la sustituyen: 1674-1676; 1679;
Importancia de las imágenes sagradas: 1159-1162;
Las peregrinaciones evocan nuestro caminar hacia el Cielo. Los santuarios, «fuentes vivas de oración»: 2691; 2696;
Las procesiones y el culto a la Eucaristía: 1378;

Dificultades

Dificultades en la oración: las distracciones y la sequedad. Estar vigilantes: 2729-2731;
Confiar en Dios en todas las circunstancias. «Nada te turbe...»: 227;
La señal de la Cruz nos fortalece en las tentaciones y dificultades: 2157;
La última prueba de la Iglesia antes del advenimiento glorioso de Cristo: 675-677;

Difuntos

El respeto a los cuerpos de los difuntos: 2299-2301;
La comunión con los difuntos. Práctica inmemorial de la Iglesia de honrar con piedad su memoria y de orar por ellos. Pueden ser también grandes intercesores en favor nuestro: 958;
La Iglesia recomienda limosnas, indulgencias y obras de penitencia en favor de los difuntos: 1032; 1055;
La Santa Misa se ofrece también por los fieles difuntos: 1371-1372;
Las indulgencias ofrecidas en sufragio por los difuntos: 1471; 1479;

Dirección espiritual

- y conversión interior: 1435;
El Espíritu Santo da a ciertos fieles dones de sabiduría y de discernimiento para guiar a otros. Necesidad de la dirección espiritual para el progreso espiritual. Ayuda para la oración: 2690; 2695;

Docilidad

El respeto filial se expresa en la docilidad y en la obediencia verdaderas: 2216-2217;
Los dones del Espíritu Santo hacen a los fieles dóciles para obedecer con prontitud a las inspiraciones divinas: 1831;

Doctrina

Vías para acceder al conocimiento de Dios: 31-35;
Del conocimiento amoroso de Cristo brota el deseo de anunciarlo, de «evangelizar», de llevar a otros la fe cristiana: 429;
Dificultades que experimenta el hombre para conocer a Dios con la sola luz de su razón: 37;
El conocimiento de Dios mediante la luz natural de la razón: 36;
El que está llamado a «enseñar a Cristo» debe buscar, ante todo, esta «ganancia sublime que es el conocimiento de Cristo» y la unión con Él: 428;
Importancia de las virtudes humanas en la catequesis: 1697;
Jesucristo, centro de toda catequesis. Todo se ha de enseñar en referencia a Él: 426-427;
La contingencia de los seres creados, el orden y la belleza del mundo, caminos para conocer a Dios como origen y fin del universo: 32;
La doctrina social de la Iglesia. Aspectos temporales del bien común en cuanto se ordenan al fin último del hombre: 2419-2425;
Los cristianos deben movilizar todos sus esfuerzos para anunciar el mensaje de Cristo: 2835;
Necesidad de la Revelación para conocer sin dificultad, con una certeza firme y sin mezcla de error, verdades que de suyo son cognoscibles por la luz de la razón: 38;

Dolor

- y el misterio de la aparente impotencia de Dios. Nada es imposible para Dios: 272-274; 276;
El enfermo ante Dios: 1502;
Jesucristo, Médico divino. Su compasión hacia todos los que sufren. «Salía de Él una fuerza que curaba a todos». Un sentido nuevo del sufrimiento: 1503-1505;
La enfermedad y el sufrimiento en la vida humana. El dolor puede ser causa de una mayor madurez y de una unión más profunda con Dios o, por el contrario, puede separar de Él: 1500-1503;
Presencia vivificante de Cristo, Médico de las almas y de los cuerpos. Visión cristiana de la enfermedad y del dolor: 1506-1509;
Tal como fue creado, el hombre no debía sufrir ni morir: 376;

Domingo

- «fiesta primordial de precepto». La Eucaristía dominical: 2177-2179;
- centrado en la Eucaristía. Se santifica principalmente por medio de la oración: 2698;
- día de acción de gracias y de descanso. Santificar el domingo: 2184-2185; 2193;
- en este día se reunían ya los primeros cristianos para «partir el pan»: 1343;
El dies dominica, día de la Resurrección del Señor: 2174; 2191;
El domingo, plenitud del sábado: 2175-2176; 2191;
El sábado judío, figura del domingo cristiano: 2168-2173;
La obligación de participar en la Santa Misa dominical. Obligación grave: 2180-2183;
Obligación de asistir a la Santa Misa: 1389;

Dones del Espíritu Santo

- completan y llevan a su perfección las virtudes de quienes los reciben: 1831;
- se aumentan con la Confirmación: 1303;
Los carismas: 799-801;

Ejemplaridad

- del sacerdote. Es preciso ser luz para iluminar, acercarse a Dios para acercarle a los demás: 1589;
El martirio, supremo testimonio de la verdad de fe: 2473-2474;
El hogar, un lugar adecuado para la educación de las virtudes. Necesidad del buen ejemplo: 2223;
Los cristianos somos testigos de la fe: 165;
Los cristianos son testigos del Evangelio. Este testimonio es transmisión de la fe en palabras y obras. Nunca deben «avergonzarse de dar testimonio del Señor»: 2471-2474;
Necesidad de un testimonio ejemplar para que otros encuentren a Dios: 30;
Necesidad del testimonio cristiano en medio del mundo: 2044-2046;
Responsabilidad personal y participación en la vida pública. Ejemplaridad en estas tareas: 1913-1917;

Enfermos

«Cuando servimos a los pobres y a los enfermos, servimos a Jesús»: 2449; 2463;
A los moribundos se les han de prestar todas las atenciones para ayudarles a vivir en Dios sus últimos momentos: 2289;
Animar a los enfermos a recibir a su tiempo la Unción de los enfermos. Ayudar a que lo reciban con las debidas disposiciones: 1516;
Con el sacramento de la Unción de los enfermos la Iglesia entera los encomienda para que el Señor los alivie y los salve: 1499;
El enfermo ante Dios: 1502;
El sacramento de la Unción de los enfermos. Cómo se administra: 1511-1513;
Jesucristo, Médico divino. Su compasión hacia todos los que sufren. «Salía de Él una fuerza que curaba a todos». Un sentido nuevo del sufrimiento: 1503-1505;
La enfermedad y el sufrimiento en la vida humana. El dolor puede ser causa de una mayor madurez y de una unión más profunda con Dios o, por el contrario, puede separar de Él: 1500-1503;
Presencia vivificante de Cristo, Médico de las almas y de los cuerpos. Visión cristiana de la enfermedad y del dolor: 1506-1509;
Quiénes pueden recibir el sacramento de la Unción de los enfermos. El «tiempo oportuno»: 1514-1515; 1527-1529;

Entrega

Toda la vida de Cristo es una ofrenda al Padre. Vino para hacer su Voluntad: 606-607;

Escándalo

La Providencia divina y el escándalo del mal: 309-314;

Esperanza

- corresponde al anhelo de felicidad que Dios ha puesto en el corazón de todo hombre: 1818; 1843;
- de los cielos nuevos y de la tierra nueva al fin de los tiempos: 1042-1050; 1060;
Jesús escucha siempre nuestra oración: 2616;
El Espíritu Santo educa al alma para orar en la esperanza. Y, a la vez, la oración alimenta en nosotros la esperanza: 2656-2658;
En qué consiste esta virtud. Pecados contra la esperanza: 2090-2092;
Esperamos del Señor la gracia de la perseverancia final y de la recompensa de Dios: 2016;
La Eucaristía, «prenda de la gloria futura». Nos une ya a la Iglesia del Cielo, a la Santísima Virgen y a todos los Santos: 1402-1405; 1419;
La fe en la resurrección descansa en la fe en Dios, que «no es un Dios de muertos sino de vivos»: 993;
La Virgen es nuestra Madre en el orden de la gracia. Ella intercede continuamente por nosotros: 967-969; 975;
La virtud teologal de la esperanza. Manifestaciones: 1817-1821; 1843;
Las bienaventuranzas elevan nuestra esperanza al Cielo como hacia la nueva tierra prometida: 1820;
Los actos de fe, esperanza y caridad que ordena el primer Mandamiento se realizan en la oración. Es condición indispensable para obedecer los mandamientos de Dios: 2098;
Nada es imposible para Dios: 272-274; 276;
No hay ninguna falta, por grave que sea, que la Iglesia no pueda perdonar. Siempre están abiertas las puertas del perdón: 982-983;
Volver a Dios confiados en la misericordia divina: 1490;

Espíritu Santo

- en el misterio de la Encarnación: 485;
- en Juan el Bautista culmina la obra de preparar al Señor «un pueblo bien dispuesto»: 717-720;
- es el «maestro interior»: 1995;
- es el Don de Dios. Frutos que produce en el alma: 733-736;
- es enviado conjuntamente con el Hijo: 689-690;
- es revelado por el Padre y el Hijo: 243-248;
- intérprete de la Escritura: 109-114;
- nos «desvela» a Cristo, «nos habla de Sí mismo». Dónde le conocemos: 687-688;
- nos mueve a la identificación con Cristo. Así llegamos a ser hijos de Dios por adopción: 690;
- nos precede y despierta en nosotros la fe en Jesucristo. La pedagogía divina en su revelación. Coopera con el Padre y el Hijo en nuestra santidad y salvación: 683-686;
- perfecciona constantemente la fe por medio de sus dones: 158;
- prepara para recibir a Cristo: 1093-1098;
- preparó el tiempo del Mesías («habló por los profetas») sin estar todavía plenamente revelado: 702;
- presente en la Creación: 703-704;
- presente en las promesas de redención: 705-706;
- recuerda y actualiza el Misterio de Cristo: 1099-1107; 1112;
- vendrá para renovar el corazón de los hombres: 715;
- y el anuncio del Mesías: 711-716;
- y la Iglesia. Su acción en el alma de los fieles: 737-741; 747;
- y María: 721-726; 744;
El envío del Espíritu Santo en Pentecostés: 731-732;
El Espíritu Santo da a ciertos fieles dones de sabiduría y de discernimiento para guiar a otros: 2690; 2695;
El Espíritu Santo y nuestra santificación: 1695;
El Espíritu Santo, Maestro de la oración: 2670-2672; 2681;
El nombre propio del Espíritu Santo: 691;
En la Confirmación el Espíritu Santo nos enraíza más profundamente en la filiación divina: 1303; 1316;
En la liturgia se realiza la cooperación más íntima entre el Espíritu Santo y la Iglesia: 1108-1109;
Frutos del Espíritu Santo: 1832;
Jesús revela al Paráclito a lo largo de su vida. Promete su venida. Lo da a sus discípulos después de la Resurrección: 728-730;
La Confirmación y el don del Espíritu Santo: 1286-1289;
La Iglesia es el lugar «donde florece el Espíritu»: 749;
La Iglesia es el Templo del Espíritu Santo. El Espíritu es como el alma del Cuerpo Místico: 809;
La Iglesia, manifestada por el Espíritu Santo: 767-768;
La Iglesia, templo del Espíritu Santo: 797-801; 809;
La liturgia, obra común del Espíritu Santo y de la Iglesia: 1091-1092;
Los carismas, gracias del Espíritu Santo destinadas a la edificación de la Iglesia, al bien de los hombres y a las necesidades del mundo: 799-801;
Los dones del Espíritu Santo completan y llevan a su perfección las virtudes de quienes los reciben: 1831;
Los símbolos del Espíritu Santo: el agua, la unción, el fuego...: 694-701;
Otros nombres del Espíritu Santo: Paráclito, Abogado, Consolador...: 692-693;
Puesto que Dios puede crear de la nada, el Espíritu Santo puede dar la vida a los pecadores, creando en ellos un corazón nuevo: 298;
Toda la obra de Cristo es misión conjunta e inseparable del Hijo y del Espíritu Santo: 727; 743;

Eucaristía

- «antídoto que nos libera de las faltas cotidianas y nos preserva de pecados mortales»: 1436;
Última Cena. Jesús anticipó en ella la ofrenda libre de su entrega. Institución de la Eucaristía: 610-611; 621;
«Danos hoy nuestro pan de cada día». También pedimos el Pan de vida: 2828-2837; 2861;
Duración de la presencia de Cristo en las especies eucarísticas: 1377;
El culto a la Eucaristía. La Iglesia y el mundo tienen necesidad de este culto: 1378-1380;
El tabernáculo debe estar situado en el lugar más digno. Debe favorecer la adoración del Señor: 1183;
El Viático, último sacramento del cristiano. Es semilla de vida eterna y poder de resurrección: 1524-1525;
Institución: 1337-1344; 1323;
La Comunión. Frutos: 1382-1401;
La Eucaristía y la unidad de los cristianos: 1398-1401;
La Eucaristía, «prenda de la gloria futura». Nos une ya a la Iglesia del Cielo, a la Santísima Virgen y a todos los Santos: 1402-1405; 1419;
La Eucaristía, anticipo de la vida eterna: 1326;
La Eucaristía, compendio de nuestra fe: 1327;
La Eucaristía, fin al que tienden todos los sacramentos: 1374;
La Eucaristía, fuente y cumbre de la vida cristiana. Contiene todo el bien espiritual de la Iglesia: 1324-1327; 1407;
Los nombres de este sacramento: Banquete del Señor, Comunión...: 1328-1332;
Los signos del pan y del vino: 1333-1336; 1412;
Nuestra participación en la Eucaristía nos da ya un anticipo de la transfiguración de nuestro cuerpo: 1000;
Presencia verdadera, real y substancial en las especies eucarísticas: 1373-1374;
Texto del himno eucarístico Adoro te devoto: 1381;

Eutanasia

- y el valor de la vida humana: 2276-2279;

Evangelio

- pueden servir de ayuda en la oración mental: 2705-2706;
- recogen lo que debemos saber sobre la vida de Jesús y sus obras. Todo en la vida de Jesús es signo de su Misterio: 514-515;
- son el corazón de todas las Escrituras: 125;
El proceso de conversión y de penitencia, descrito por Jesús en la parábola del hijo pródigo: 1439;
Formación de los Evangelios: 126;
La catequesis ha de estar orientada a que la Palabra de Dios se medite en la oración personal: 2688;
La Iglesia recomienda insistentemente a todos los fieles su lectura asidua. Frutos: 133;
La Iglesia recomienda la lectura asidua de la Escritura, acompañada de oración: 2653-2654;
Su influjo en los santos: 127;
Transmisión del Evangelio: 76;

Evangelización

Del conocimiento amoroso de Cristo brota el deseo de anunciarlo, de «evangelizar», de llevar a otros la fe cristiana: 429;
El que está llamado a «enseñar a Cristo» debe buscar, ante todo, esta «ganancia sublime que es el conocimiento de Cristo» y la unión con Él: 428;
La familia cristiana es evangelizadora y misionera: 2205;
Los Apóstoles, enviados a anunciar el Evangelio a todas las gentes: 2;
Los cristianos deben movilizar todos sus esfuerzos para anunciar el mensaje de Cristo: 2835;
Los cristianos, urgidos para anunciar por todo el mundo la Buena Nueva: 3;
Los padres han recibido la responsabilidad y el privilegio de evangelizar a sus hijos. Son para sus hijos los «primeros heraldos de la fe»: 2225;
Necesidad del testimonio cristiano en medio del mundo: 2044-2046;
Participación de los laicos en la misión profética de Cristo. Llamados a evangelizar el mundo: 904-905;
Participación de los laicos en la misión real de Cristo. Llamados a sanear las estructuras seculares: 908-913;

Examen de conciencia

- como muestra en la vida cotidiana de la conversión interior: 1435;
- necesario para formar la conciencia: 1785;
- para preparar bien la Confesión: 1454;
Los pecados internos a veces hieren más gravemente el alma y son más peligrosos: 1456;

Familia

- escuela de virtudes: 1657;
- su tarea fundamental es estar al servicio de la vida: 1653;
Afinidad de sentimientos, afectos e intereses en la comunidad familiar, que provienen sobre todo del mutuo respeto: 2206;
Deberes de los hijos en la comunidad familiar: 2214-2220;
Deberes de los padres: 2221-2231;
El matrimonio y la familia están ordenados al bien de los esposos y a la procreación y educación de los hijos: 2201;
El respeto filial irradia en todo el ambiente familiar. Relaciones entre hermanos: 2219;
Familia y sociedad. La familia es la «célula original de la vida social»: 2207-2213;
La educación de la fe desde la más tierna infancia de los hijos. La «catequesis familiar»: 2226;
La familia cristiana es evangelizadora y misionera: 2205;
La familia cristiana, «iglesia doméstica». Faro de fe viva en medio de un mundo lleno de oscuridad. Importancia capital de la familia: 1655-1658; 1666;
La familia cristiana. Importancia singular en la Iglesia: 2204-2206;
La familia debe ser ayudada y defendida mediante medidas sociales apropiadas. Deber grave de la autoridad civil. Algunos deberes particulares: 2209-2210; 2235-2237;
La familia en el plan de Dios: 2201-2203;
La familia es el lugar idóneo donde los hijos aprenden a orar: 2685; 2694;
La familia es iniciación a la vida en sociedad. Es escuela de virtudes: 2207-2208;
La Iglesia, casa y familia de todos. Especialmente de quienes se encuentran «fatigados y agobiados»: 1658;
La Sagrada Escritura y la Iglesia ven en las familias numerosas un signo de la bendición divina y de la generosidad de los padres: 2372;
Lección de Cristo en Nazaret: 533;
Los padres han recibido la responsabilidad y el privilegio de evangelizar a sus hijos. Son para sus hijos los «primeros heraldos de la fe»: 2225;
Perdonar con prontitud las pequeñas ofensas que pueden surgir en el seno de la familia: 2227;

Fe

- comienzo de la vida eterna: 163-165; 184;
- en la presencia real de Cristo en la Eucaristía: 1381;
- en la verdadera Encarnación del Hijo de Dios, distintivo de la fe cristiana: 463;
- es más cierta que todo conocimiento humano. «Diez mil dificultades no hacen una sola duda»: 157;
- es necesaria para comprender el pecado: 387;
- es también un acto humano: 154-155;
- es una gracia: 153;
- y ciencia: 159;
- y el misterio de la aparente impotencia de Dios. Nada es imposible para Dios: 272-274; 276;
- y la inteligencia: 156-159;
- y su transmisión a través de la catequesis. La educación de la fe y sus elementos: 4-10;
Artículos de la fe: 191;
Motivos de credibilidad: 156;
Símbolos de la fe o profesiones de fe: 185-197;
Vías para acceder al conocimiento de Dios: 31-35;
«Creer» es un acto eclesial. «Nadie puede tener a Dios por Padre si no tiene a la Iglesia por Madre»: 181;
«Creo» y «creemos»: 167-168;
«La fe trata de comprender» para amar más. La gracia de la fe abre los ojos del corazón: 158;
Algunas posibles tentaciones contra la fe: 164;
Capacidad de la razón humana para conocer a Dios. Posibilidad de hablar de Dios a todos los hombres y con todos los hombres: 39;
Consecuencias de la fe: 222-227; 2719;
Dificultades que experimenta el hombre para conocer a Dios con la sola luz de su razón: 37;
Dios nos lo ha dicho todo en su Hijo. A Él hemos de acudir: 65;
Dios se revela y se da al hombre, y le hace capaz de participar de la misma vida divina: 50-51;
El acto de fe: 155;
El depósito de la fe, confiado a la totalidad de la Iglesia: 84;
El acto de fe, por su propia naturaleza, es un acto libre: 160;
El Bautismo aparece siempre ligado a la fe: 1226-1228;
El Bautismo es el sacramento de la fe. Esta virtud en todos los bautizados, niños o adultos, debe crecer después del Bautismo. Responsabilidad de los padrinos: 1253-1255;
El conocimiento de Dios mediante la luz natural de la razón: 36;
El crecimiento en la inteligencia de la fe: 94-95;
El Espíritu Santo perfecciona constantemente la fe por medio de los dones: 158;
El hombre puede llegar a conocer la existencia de su alma espiritual, que sólo puede tener origen en Dios: 33;
El lenguaje de la fe. La formulación de las verdades que hemos de creer: 170-171;
El mundo y el hombre, de modos diversos, atestiguan la existencia de Dios: 34;
El pecado original, una verdad esencial de la fe: 388-389;
El primer Mandamiento nos pide que alimentemos y guardemos nuestra fe y que rechacemos lo que se opone a ella. Pecados contra la fe: 2087-2089;
El sentido sobrenatural de la fe: 91-93;
Especial gratitud para aquellos de quienes se ha recibido el don de la fe: padres, hermanos, maestros, amigos...: 2220;
Jesucristo, Mediador y Plenitud de toda la Revelación: 65-67;
La educación de la fe desde la más tierna infancia de los hijos. La «catequesis familiar»: 2226;
La comunión en la fe necesita un lenguaje común, normativo para todos: 185;
La contingencia de los seres creados, el orden y la belleza del mundo, caminos para conocer a Dios como origen y fin del universo: 32;
La Eucaristía, compendio de nuestra fe: 1327;
La fe de la Iglesia expresada en los sacramentos: 1122-1126;
La fe en la resurrección descansa en la fe en Dios, que «no es un Dios de muertos sino de vivos»: 993;
La Iglesia es la primera que cree. Por medio de Ella hemos recibido la fe y la vida nueva en Cristo: 168;
La Iglesia es nuestra Madre en la fe. Por eso es también educadora de nuestra fe: 169;
La Iglesia guarda fielmente la fe recibida y la transmite de generación en generación. Nos da a conocer el «lenguaje de la fe», como una madre enseña a sus hijos: 171;
La transmisión de la fe es ante todo el anuncio de Jesucristo. Los primeros discípulos ardían en deseos de anunciar a Cristo: 425;
La Virgen María vivió la fe del modo más perfecto: 148-149;
La Virgen María, modelo de fe: 967;
La virtud teologal de la fe. Vida de fe: 1814-1816; 1842;
Las pruebas de la existencia de Dios pueden disponer a la fe y ayudar a ver que no se opone a la razón humana: 35;
Las revelaciones «privadas» reconocidas por la Iglesia pueden ayudar a vivir más plenamente la Revelación en una determinada época. No pertenecen al «depósito de la fe»: 67;
Los dogmas: 85-90;
Los actos de fe, esperanza y caridad que ordena el primer Mandamiento se realizan en la oración. Es condición indispensable para obedecer los mandamientos de Dios: 2098;
Los cristianos somos testigos de la fe: 165;
Los cristianos son testigos del Evangelio. Este testimonio es transmisión de la fe en palabras y obras. Nunca deben «avergonzarse de dar testimonio del Señor»: 2471-2474;
Los dogmas son luces en el camino de la fe; lo iluminan y lo hacen seguro: 89;
Necesidad de la fe: 161;
Necesidad de la Revelación para conocer sin dificultad y con certeza verdades que de suyo son cognoscibles por la luz de la razón: 38;
No habrá otra Revelación: 66;
Nuestro amor a Jesús y a los hombres nos impulsa a hablar a otros de nuestra fe: 166;
Nuestro lenguaje, aunque limitado, capta realmente a Dios mismo: 43;
Otros pecados contra la fe: 2110-2128; 2138-2140;
Perseverancia en la fe: 162;
Qué significa creer: 26;
Se entra en oración por «la puerta de la fe»: 2656;
Trascendencia de Dios. Nuestras palabras son siempre pobres para expresar el misterio divino: 42;
Una sola fe: 172-175;

Felicidad

- no está en los bienes temporales sino en buscar el amor de Dios por encima de todo. El peligro del materialismo: 1728-1729; 1723;
- y «pobreza de espíritu». El Cielo colmará todos los deseos de felicidad: 2548-2550; 2556-2557;
La felicidad del hombre consiste en conocer a Dios, servirle y amarle: 1720-1724; 1726;
La virtud de la esperanza corresponde al anhelo de felicidad que Dios ha puesto en el corazón de todo hombre: 1818; 1843;
Las bienaventuranzas responden al deseo natural de felicidad. «Sólo Dios sacia»: 1718; 1725;

Fidelidad

- a las promesas hechas a Dios. Promesas y votos: 2101-2103;
- de los bautizados, condición para anunciar el Evangelio: 2044-2046;
- en el cumplimiento de las promesas y de los contratos: 2410;
- se pide al concluir el Credo: 1061-1065;
Dios es siempre fiel: 207; 214;
La fidelidad conyugal, expresión de la fidelidad de Cristo para con su Iglesia. «Lo que Dios unió, no lo separe el hombre»: 2364-2365;
La fidelidad del amor conyugal. El verdadero amor tiende a ser definitivo. Su motivo más profundo. Participación en el amor irrevocable de Dios: 1646-1651;
Las promesas hechas a otro en nombre de Dios comprometen el honor divino. Deben ser respetadas en justicia: 2147;
Poner los medios: 2340;

Fiestas

Epifanía: 528;
Exaltación de la Santa Cruz: 616-618;
Pentecostés. El envío del Espíritu Santo. Revelación de la Trinidad: 731-732;
Presentación de Jesús en el Templo: 529;
San Miguel, San Gabriel, San Rafael, Arcángeles: 334-336; 350;
Santos Ángeles Custodios: 328-336; 350;
Transfiguración: 554-556; 568;
Trinidad:
El día del Señor: 1166-1167;
El ciclo del año litúrgico y sus grandes fiestas son momentos fundamentales de la vida de oración de los cristianos: 2698;
El domingo, «fiesta primordial de precepto». La Eucaristía dominical: 2177-2179;
El Misterio de la Navidad. Humildad. Infancia espiritual: 525-526; 563;
La Pascua es la «Fiesta de las fiestas»: 1169-1170;
Obligación de asistir a la Santa Misa: 1389;
Oír Misa entera los domingos y fiestas de precepto: 2042;
Santificar las fiestas: 2180-2188; 2193-2195;

Fiestas de la Virgen

Asunción: 966; 969;
Dolores de Nuestra Señora: 618; 964;
Inmaculada Concepción: 490-493; 508;
Natividad de Nuestra Señora: 488-489;
Santa María, Madre de Dios: 963-972; 495;
Visitación: 2619; 2622;
La Iglesia celebra con especial amor las fiestas de la Virgen: 1172;

Fiestas de los santos

San Juan Bautista: 717-720; 523;
Todos los Santos: 1023-1029; 946-959;
El santoral en el año litúrgico: 1172-1173;

Fiestas del Señor

Anunciación: 484-486; 494;
Ascensión del Señor: 659-664; 665-667;
Cristo Rey: 2816-2821; 440; 542; 550;
Epifanía: 528;
Nacimiento: 525-526; 563;
Presentación de Jesús en el Templo: 529;
Presentación del Señor: 529;
Resurrección:
Sagrado Corazón de Jesús:
Transfiguración: 554-556; 568;

Filiación divina

- recibida en el Bautismo: 1265;
Audacia filial en la oración. Imitar al Señor: 2610; 2621;
Confianza filial en la oración: 2734-2741;
Oración al Padre. La Santa Humanidad de Cristo es el camino por el que el Espíritu Santo nos enseña a orar a Dios nuestro Padre: 2664; 2680;
Oración filial de Jesús. Nuestra oración: 2599; 2620;
«Padre», la primera palabra del Padrenuestro. Conciencia de nuestra filiación cuando oramos: 2779-2785;
«Todo coopera al bien de los que aman a Dios». El testimonio de los santos: 313; 324;
Dios ama a cada una de sus criaturas, pero muy especialmente a los hombres: 342;
Dios es el Padre todopoderoso. Su paternidad y su poder se esclarecen mutuamente. Confianza: 270;
Dios puede sacar un bien de las consecuencias de un mal, incluso moral, causado por sus criaturas: 312;
El hombre, llamado a participar en la vida divina mediante la adopción: 1;
El que cree en Cristo es hecho hijo de Dios. Consecuencias de esta filiación adoptiva: 1708-1709; 1715;
El Verbo se encarnó para hacernos «partícipes de la naturaleza divina»: 460;
En el Padrenuestro pedimos con confianza de hijos. Abandono filial: 2828-2830;
En la Confirmación el Espíritu Santo nos enraíza más profundamente en la filiación divina: 1303; 1316;
En la Resurrección de Cristo se llevó a cabo nuestra filiación divina: 654;
Gloria de Dios y filiación divina: 294;
Jesucristo nos revela al Padre y su amor por sus hijos: 238-243;
Jesús pide un abandono filial en la Providencia del Padre celestial, que cuida de las más pequeñas necesidades de sus hijos: 305; 322;
La oración de alabanza reconoce de modo directo la grandeza de Dios. Alabanza de hijos. Alabanza de los santos en el Cielo: 2639-2642; 2649;
La «oración del Señor». Enseña a los hijos de Dios a hablar con su Padre: 2765-2766; 2775;
La adopción de hijos de Dios comporta una conversión continua y una vida nueva: 2784;
La filiación divina nos concede un «derecho por gracia» a ser «coherederos» con Cristo. Los méritos de nuestras buenas obras son dones de la bondad divina: 2009;
La filiación divina nos lleva a la confianza de los «niños», a los que el Padre se da a conocer: 2785;
La gracia, una participación en la vida de Dios. Nos introduce en la intimidad de la vida trinitaria. Filiación divina: 1996-1997;
La práctica de la vida moral animada por la caridad da al cristiano la libertad espiritual de los hijos de Dios: 1828;
La solicitud de Dios por las criaturas es concreta e inmediata: 303; 304;
Nuestra filiación, esencialmente distinta de la de Cristo: 443;
Por la comunidad de origen, el género humano forma una unidad. Todos los hombres somos hermanos: 360-361;

Fin del hombre

Dios creó todo para el hombre, pero el hombre fue creado para servir y amar a Dios y para ofrecerle toda la creación: 358;
El deseo de Dios está inscrito en el corazón del hombre porque el hombre ha sido creado por Dios y para Dios: 27;
El hombre está llamado a participar, por el conocimiento y el amor, en la vida de Dios: 356;
El hombre, llamado a participar en la vida divina mediante la adopción: 1;
Es inseparable de su origen. Importancia capital de la doctrina sobre la creación: 280-282;

Fin último

- participar de la misma vida trinitaria. Desde ahora somos llamados a ser templos de la Santísima Trinidad: 260; 265;
Dios nos ha puesto en el mundo para conocerle, servirle y amarle, y así ir al Cielo: 1720-1724; 1726;
Las bienaventuranzas descubren la meta de la existencia humana, el fin último de los actos humanos: 1719;

Flaquezas

- y sentido del sacramento de la Penitencia. La inclinación al pecado y el combate por la santidad: 1425-1426;

Formación doctrinal

Derecho y deber de los padres de elegir para sus hijos una escuela que responda a sus propias convicciones: 2229;
El crecimiento en la inteligencia de la fe: 94;
El Magisterio de la Iglesia y la formación del cristiano: 2036-2037;
La formación de la conciencia. Es una tarea de toda la vida. Importancia de esta formación: 1783-1785; 1798; 1802;
La catequesis ha de estar orientada a que la Palabra de Dios se medite en la oración personal: 2688;
La catequesis, unida íntimamente a la vida de la Iglesia, a su crecimiento interior y exterior: 7;
La oración y la formación: 2651;
Transmitir la fe a través de la catequesis: 4-10;

Fortaleza

- asegura en las dificultades la firmeza y la constancia en la búsqueda del bien. Manifestaciones de esta virtud: 1808; 1837;
- en la lucha contra las tentaciones: 2848;
El martirio, supremo testimonio de la verdad de fe: 2473-2474;
En la ordenación, el obispo recibe en primer lugar una gracia de fortaleza para guiar y defender y prudencia a la porción del Pueblo de Dios a él encomendada, sin miedo a dar la vida por sus ovejas: 1586;

Fraternidad

- entre sacerdotes. La costumbre de imponer las manos en la ordenación expresa la unidad del presbiterio: 1568;
- que restablece el sacramento de la Penitencia: 1469;
«Padre nuestro». Orar a «nuestro» Padre nos lleva a orar con todos y por todos los hombres: 2786-2793;
El doble precepto de la caridad: 1822-1829; 2196;
La Eucaristía entraña un compromiso en favor de los más necesitados: 1397;
La solidaridad es una exigencia directa de la fraternidad humana y cristiana. Es una virtud eminentemente cristiana: 1939; 1948;
Nadie se encuentra solo en su camino hacia la santidad. «La santidad de uno aprovecha a los otros»: 1474-1475;
Por la comunidad de origen, el género humano forma una unidad. Todos los hombres somos hermanos: 360-361;

Frutos

- de la sequedad en la oración: 2731;
- de la caridad: 1829;
- de la confesión frecuente: 1458;
- del Espíritu Santo: 1832;
- del Paráclito en el alma: 735-736; 742;
- del sacramento de la Confirmación: 1302-1305;
- del sacramento de la Penitencia: 1468; 1496;
Eficacia de la oración: 2738-2741; 2756;
Llamados a dar la vida, los esposos participan del poder creador y de la paternidad de Dios. La fecundidad en el matrimonio: 2366-2372;
Los frutos de la comunión: 1391-1401; 1416;
Los frutos del apostolado dependen de la unión vital con Cristo: 864;

Generosidad

Ayudar a la Iglesia en sus necesidades materiales, según la propia capacidad: 2044;
Costumbre de la colecta dentro de la Misa: 1351;
El amor a los pobres es incompatible con el amor desordenado de las riquezas y con su uso egoísta: 2243-2246; 2462;
La Sagrada Escritura y la Iglesia ven en las familias numerosas un signo de la bendición divina y de la generosidad de los padres: 2372;
Los ministerios en la Iglesia deben ejercerse en un espíritu de servicio fraternal y de entrega: 2039;

Gloria de Dios

- y el culto: 2095-2099;
- y la oración de alabanza: 2639-2643;
Dios ha creado todas las cosas no para aumentar su gloria, sino para manifestarla y comunicarla: 293;
En qué consiste: 294; 319;
Gloria de Dios y filiación divina: 294;

Gracia

- de nuestros primeros padres antes del pecado original: 375-376;
- nos hace interiormente justos por el poder de la misericordia divina. Gracia y justificación: 1987-1995;
- propia del sacramento del Orden: configura con Cristo Sacerdote, Maestro y Pastor: 1585;
- un auxilio gratuito que Dios nos da para responder a su llamada: 1996;
Libertad y gracia. La gracia nos hace verdaderamente libres: 1742;
«Por sus frutos los conoceréis.» Garantías de que la gracia actúa en nosotros: 2005;
Colaboración entre la gracia de Dios y la libertad del hombre. Es Dios quien santifica, pero «el hombre no está sin hacer nada»: 1993;
En la ordenación, el obispo recibe en primer lugar una gracia de fortaleza para guiar y defender a la porción del Pueblo de Dios a él encomendada, sin miedo a dar la vida por sus ovejas: 1586;
Es preciso conocer a Cristo como fuente de la gracia para conocer a Adán como fuente del pecado: 388;
La gracia de estado: 2004;
La gracia habitual y las gracias actuales: 2000;
La gracia sacramental: 1129;
La gracia santificante. La infunde el Espíritu Santo en el alma para sacarla del pecado y santificarla: 1999;
La preparación del hombre para acoger la gracia es ya una obra de la gracia: 2001;
La conversión es la primera obra de la gracia en el alma: 1989;
La gracia comprende también los dones que el Espíritu Santo nos concede para colaborar en la salvación de las almas. Gracias especiales o carismas: 2003;
La gracia del Bautismo. Efectos principales: 1263;
La gracia del sacramento del Matrimonio. Cristo es la fuente de esta gracia: 1641-1642;
La gracia, una participación en la vida de Dios. Nos introduce en la intimidad de la vida trinitaria: 1997;
Las virtudes y la gracia: 1810-1811; 1839;
Los carismas, gracias del Espíritu Santo destinadas a la edificación de la Iglesia, al bien de los hombres y a las necesidades del mundo: 799-801;
Los sacramentos confieren la gracia que significan. Son eficaces porque en ellos actúa Cristo mismo, con independencia de la santidad del ministro: 1127-1128; 1131;
Nadie puede merecer la gracia primera en el inicio de la conversión: la iniciativa es siempre de Dios: 2010;
Qué podemos merecer. El mérito y la gracia: 2006-2011; 2025-2027;
Una vida nueva en Cristo. Estamos como los sarmientos unidos a la vid: 1988;

Gratitud

Especial gratitud para aquellos de quienes se ha recibido el don de la fe: padres, hermanos, maestros, amigos...: 2220;
La piedad filial se fundamenta en la gratitud hacia los padres: 2215;
La Visita al Santísimo, una prueba de gratitud, un signo de amor y un deber de adoración hacia el Señor: 1418;

Hijos

- el don más excelente del matrimonio: 1652;
Cuando llegan a la edad correspondiente, los hijos tienen el deber y el derecho de elegir su profesión y estado de vida. Confianza filial con sus padres: 2230-2233; 2253;
Deberes de los hijos: 2214-2220;
El bautismo de niños, tradición inmemorial de la Iglesia. Responsabilidad de los padres: 1250-1252; 1231;
El cuarto Mandamiento se dirige en primer lugar a los hijos. Después, a las relaciones de parentesco con los miembros del grupo familiar, de los alumnos con relación a los maestros, tutores...: 2199;
El hijo no es un derecho, sino un don, «el don más excelente del matrimonio»: 2378;
El matrimonio y la familia están ordenados al bien de los esposos y a la procreación y educación de los hijos: 2201;
El respeto filial irradia en todo el ambiente familiar. Relaciones entre hermanos: 2219;
El respeto filial se expresa en la docilidad y en la obediencia verdaderas: 2216-2217;
Especialmente para los niños pequeños, la oración diaria familiar es el primer testimonio de su pertenencia a la Iglesia: 2685; 2694;
La paternidad divina, fuente de la paternidad humana y fundamento del honor debido a los padres: 2214;
La piedad filial se fundamenta en la gratitud hacia los padres: 2215;
La Sagrada Escritura y la Iglesia ven en las familias numerosas un signo de la bendición divina y de la generosidad de los padres: 2372;
Llamados a dar la vida, los esposos participan del poder creador y de la paternidad de Dios. La fecundidad en el matrimonio: 2366-2372;
Responsabilidad de los hijos mayores para con sus padres: 2218;

Humanidad Santísima de Jesucristo

- es como el signo y el instrumento de su divinidad y de la salvación que trae consigo. Lo visible conduce a lo invisible de su filiación divina: 515;
El alma y el conocimiento humano de Cristo: 471-474;
El Corazón del Verbo encarnado: 478;
El Verbo se encarnó para ser nuestro modelo de santidad: 459;
El verdadero cuerpo de Cristo: 476-477;
En su vida entera, Jesús se muestra como nuestro modelo. Es el «hombre perfecto» que nos invita a ser sus discípulos y a seguirle: 520; 521;
Jesucristo es Hombre perfecto. En su alma como en su cuerpo, expresa humanamente las «costumbres divinas» de la Trinidad: 470;
Jesucristo, verdadero Dios y Hombre verdadero: 464-469; 480-482;
La riqueza de Cristo «es para todo hombre y constituye el bien de cada uno»: 519;
La Santa Humanidad de Cristo es el camino por el que el Espíritu Santo nos enseña a orar a Dios nuestro Padre: 2664; 2680;
La voluntad humana de Cristo: 475;
Tanto en el sufrimiento como en la muerte, su Humanidad se hizo el instrumento libre y perfecto del amor divino, que quiere la salvación de los hombres: 609;
Toda la vida de Cristo es Revelación del Padre: 516;
Toda la vida de Cristo es redentora: 517-518;

Humildad

Conocimiento limitado de Dios. Lenguaje también limitado para hablar de Él: 40;
La adoración a Dios, un acto de humildad: 2096-2097;
La humildad de Jesús: 525;
La humildad de María: 489; 724;
La humildad es el fundamento de la oración. El hombre ha de sentirse necesitado de Dios. Vivir y pedir la humildad: 2559; 2779;
Pedir con humildad: 2613;
Trascendencia de Dios. Nuestras palabras son siempre pobres para exponer el misterio de Dios: 42;

Iglesia

- Misterio de la unión de los hombres con Dios y sacramento universal de la salvación: 770-776; 779-780;
- «Una», «Santa, «Católica» y «Apostólica», inseparable de la fe en Dios, Padre, Hijo y Espíritu Santo: 750;
- Cuerpo de Cristo: 787-795;
- es Apostólica. El apostolado: 857-865;
- es Católica: 830-856;
- es Santa. Es en Ella donde conseguimos la santidad: 823-829;
- es Una. Las «heridas» de la unidad: 813-822;
- guarda fielmente la fe recibida y la transmite de generación en generación. Nos da a conocer el «lenguaje de la fe», como una madre enseña a sus hijos: 171;
- manifestada por el Espíritu Santo: 767-768;
- Pueblo de Dios: 781-786;
- templo del Espíritu Santo: 797-801; 809;
- Templo del Espíritu Santo. El Espíritu es «como el alma del Cuerpo Místico»: 809;
- y la Comunión de los Santos: 946-959;
«Nadie puede tener a Dios por Padre si no tiene a la Iglesia por Madre»: 181;
Cómo interpretar la afirmación «fuera de la Iglesia no hay salvación»: 846-848;
Constitución jerárquica: 874-896;
Dios forma a su pueblo Israel: 62-64;
El depósito de la fe, confiado a la totalidad de la Iglesia: 84;
El Espíritu Santo y la Iglesia. Su acción en el alma de los fieles: 737-741; 747;
En la liturgia se realiza la cooperación más íntima entre el Espíritu Santo y la Iglesia: 1108-1109;
En las etapas de la Revelación: 54-64;
Es la primera que cree. Por medio de Ella hemos recibido la fe y la vida nueva en Cristo: 168;
Es nuestra Madre en la fe. Por eso es también educadora de nuestra fe: 169;
Jerarquía, laicos, vida consagrada: 871-873;
La alianza con Abrahán. El pueblo elegido, destinado a preparar el nacimiento de la Iglesia: 59-61;
La alianza con Noé: 56-58;
La catequesis, unida íntimamente a la vida de la Iglesia, a su crecimiento interior y exterior: 7;
La comunidad política y la Iglesia: 2244-2246;
La Eucaristía fortalece la unidad del Cuerpo Místico: «la Eucaristía hace a la Iglesia»: 1396;
La Eucaristía y la unidad de los cristianos: 1398-1401;
La Eucaristía, fuente y cumbre de la vida cristiana. Contiene todo el bien espiritual de la Iglesia: 1324-1327; 1407;
La Iglesia es el lugar «donde florece el Espíritu»: 749;
La Iglesia no tiene otra luz que la de Cristo. Es «la luna cuya luz es reflejo del sol»: 748;
La Iglesia, casa y familia de todos. Especialmente de quienes se encuentran «fatigados y agobiados»: 1658;
La liturgia, obra común del Espíritu Santo y de la Iglesia: 1091-1092;
La Palabra de Dios constituye el sustento y vigor de la Iglesia; es firmeza de fe para sus hijos y fuente perenne de la vida espiritual: 131;
La Sagrada Escritura en la vida de la Iglesia: 131-133;
La última prueba de la Iglesia antes del advenimiento glorioso de Cristo: 675-677;
La vida consagrada: 914-933;
La Virgen María es la figura y la más perfecta realización de la Iglesia: 507;
La Virgen Santísima, imagen escatológica de la Iglesia: 972;
La vocación de los laicos. Su participación en la misión de Cristo: 897-913;
Los Mandamientos de la Iglesia: 2041-2043; 2048;
Los más necesitados son objeto de un amor de preferencia por parte de la Iglesia: 2448-2449;
Los sacramentos son «de la iglesia». Existen «por ella» y «para ella»: 1117-1121;
Magisterio: 85-87;
María y la Iglesia: 726;
María, Madre de Cristo, Madre de la Iglesia: 963-970;
Nombres e imágenes de la Iglesia: 751-757;
Origen, fundación y misión de la Iglesia: 758-769;
Presencia de Cristo en su Iglesia: 1088;
Toda la Iglesia se une a la ofrenda y a la intercesión de Cristo en la Santa Misa: 1369;
Toda la obra de Cristo es misión conjunta e inseparable del Hijo y del Espíritu Santo. Misión de la Iglesia: 727; 743;
Vida moral y Magisterio de la Iglesia. Espíritu filial respecto a la Iglesia. Magisterio ordinario y extraordinario: 2032-2044; 2049-2050;

Ignorancia

- y responsabilidad moral: 1735;
La conciencia y los juicios erróneos: 1790-1794; 1801;

Indulgencias

- se obtienen de Dios por medio de la Iglesia: 1478-1479;
- y la Comunión de los santos. El cristiano no se encuentra solo en su santidad: 1474-1477;
La Comunión de los santos y el tesoro de bienes espirituales de la Iglesia: 1476-1477;
Las consecuencias del pecado en el alma y las indulgencias: 1472-1473;
Qué son: 1471;

Infancia espiritual

- y el Misterio de Navidad: 526;
Oración a Jesús. La invocación del santo Nombre de Jesús es el camino más sencillo de la oración continua: 2668;
La filiación divina nos lleva a la confianza de los «niños», a los que el Padre se da a conocer: 2785;

Infierno

- su existencia es una llamada apremiante a la conversión: 1036;
- su existencia, una llamada a la responsabilidad en el ejercicio de la libertad: 1036;
- una verdad de fe. Consecuencia del pecado mortal. Autoexclusión definitiva de la comunión con Dios: 1033-1037; 1056-1058;
Dios no predestina a nadie al infierno. Es consecuencia de una aversión voluntaria y persistente a Dios: 1037;
Penas de los condenados: 1035;

Instrumentos de Dios

El Espíritu Santo da a ciertos fieles dones de sabiduría y de discernimiento para guiar a otros. Necesidad de la dirección espiritual para el progreso espiritual. Ayuda para la oración: 2690; 2695;
El sacerdote es el Buen Pastor cuando administra el sacramento de la Penitencia. Es el signo y el instrumento del amor misericordioso de Dios con el pecador: 1465;
Los sacerdotes son instrumentos de Jesucristo para perdonar nuestras iniquidades y darnos la gracia: 987;

Jaculatorias

Oración a Jesús. La invocación del santo Nombre de Jesús es el camino más sencillo de la oración continua: 2668;

Jesucristo

- actúa en su Iglesia, especialmente a través de los sacramentos: 1076;
- es el Kyrios, el Señor. Carácter y significado de este Nombre en la Sagrada Escritura. La soberanía divina de Jesús: 446-451; 455;
- es el centro de toda catequesis. Todo lo que se ha de enseñar, en referencia a Él: 426-427;
- Hijo de Dios. El Unigénito del Padre. Carácter único de esta filiación: 441-445; 454;
- Mediador y Plenitud de toda la Revelación: 65-67;
- nos revela al Padre y su amor por sus hijos: 238-243;
- revela al Paráclito a lo largo de su vida. Promete su venida. Lo da a sus discípulos después de la Resurrección: 728-730;
- se identifica con su Padre Dios. Reacción de las autoridades judías: 590-591;
- verdadero Dios y Hombre verdadero: 464-469; 480-482;
- y el juicio universal al fin de los tiempos: 678-679; 681-682;
- y el pueblo judío: 597;
- y el Templo: 583-586; 593;
- y la antigua Ley: 577-582; 592;
- y los pecadores: 587-589; 594;
- y los representantes del Pueblo elegido. «Signo de contradicción»: 574-576;
Bautismo de Jesús. Nuestro bautismo: 535-537;
Circuncisión: 527;
Epifanía: 528;
Huida a Egipto: 530;
La Transfiguración: 554-556; 568;
Perdido y hallado en el Templo: 534;
Presentación de Jesús en el Templo: 529;
Tentaciones de Jesús: 538-540; 566;
Vida oculta de Jesús: 531-533;
«Está sentado a la derecha del Padre»: 663-664;
«Las llaves del Reino»: 551-553;
«Toda la Escritura divina es un libro, y este libro es Cristo...»: 102; 134;
Cómo es hombre el Hijo de Dios. Hombre perfecto. En su alma como en su cuerpo, expresa humanamente las costumbres divinas de la Trinidad: 470;
Del conocimiento amoroso de Cristo brota el deseo de anunciarlo, de «evangelizar», y de llevar a otros la fe cristiana: 429;
Dios nos lo ha dicho todo en su Hijo. A Él hemos de acudir: 65;
Divisiones de las autoridades judías respecto a Jesús: 595-596;
El alma y el conocimiento humano de Cristo: 471-474;
El anuncio del Reino de Dios: 543-546; 567;
El Bautismo de Cristo al comienzo de su vida pública: 1223-1225;
El Corazón del Verbo encarnado: 478;
El glorioso advenimiento de Cristo: 668-674;
El Misterio de la Navidad. Humildad. Infancia espiritual: 525-526; 563;
El porqué de la Encarnación: 456-460;
El que está llamado a «enseñar a Cristo» debe buscar, ante todo, esta «ganancia sublime que es el conocimiento de Cristo» y la unión con Él: 428;
El sacerdocio de Cristo, «único mediador entre Dios y los hombres»: 1544-1545;
El verdadero cuerpo de Cristo: 476-477;
En qué consistió la Encarnación del Verbo: 461-463; 479;
En toda su vida, Jesús se muestra como nuestro modelo. Es el «hombre perfecto» que nos invita a ser sus discípulos y a seguirle: 520; 521;
Es preciso conocer a Cristo como fuente de la gracia para conocer a Adán como fuente del pecado: 388;
Esperanza y preparativos de la venida de Cristo. En la liturgia de Adviento, la Iglesia actualiza esta espera del Mesías: 522-524;
Jesucristo, Médico divino. Su compasión hacia todos los que sufren. «Salía de Él una fuerza que curaba a todos»: 1503-1505;
La oración de Jesús. Su vida estuvo llena de una oración filial al Padre. Contemplarle para aprender: 2599-2606;
La oración sacerdotal de Jesús: recapitula toda la economía de la Creación y de la Salvación: 2746-2751; 2758;
La Buena Nueva: Dios ha enviado a su Hijo: 422;
La entrada mesiánica de Jesús en Jerusalén: 559-560; 570;
La espera y el anuncio del Mesías por el Espíritu Santo: 711-716;
La obra de Cristo en la liturgia: 1084-1090; 1111;
La profesión de fe sobre Jesucristo: 424-425;
La subida de Jesús a Jerusalén: 557-558; 569;
La transmisión de la fe es ante todo el anuncio de Jesucristo. Los primeros discípulos ardían en deseos de anunciar a Cristo: 425;
La voluntad humana de Cristo: 475;
Los signos del Reino de Dios: 551-553;
Primeros discípulos: 541-542;
Significado del nombre de Cristo. El título de Mesías: 436-440; 453;
Significado del nombre de Jesús. Eficacia salvadora de este Nombre: 430-435; 452;
Toda la obra de Cristo es misión conjunta e inseparable del Hijo y del Espíritu Santo: 727; 743;
Toda la riqueza de Cristo «es para todo hombre y constituye el bien de cada uno»: 519;
Toda la vida de Cristo es Revelación del Padre: 516;
Toda la vida de Cristo es redentora: 517-518;
Veneración y honra al Corazón de Jesús: 2669;

Juicio particular

Después de morir, el alma tendrá la inmediata retribución a sus obras en un juicio particular: «A la tarde te examinarán en el amor»: 1021-1022; 1031;
En el sacramento de la Penitencia, el pecador anticipa en cierta manera el juicio al que será sometido al fin de la vida terrena: 1470;

Juicio universal

- inspira el santo temor de Dios y llama a la conversión: 1041;
Cristo y el juicio universal al fin de los tiempos: 678-679; 681-682;
Manifestará el sentido último de toda la creación Revelará hasta sus últimas consecuencias las obras de cada uno: 1038-1041; 1059;

Justicia

- consiste en la constante y firme voluntad de dar a Dios y al prójimo lo que les es debido. Manifestaciones de esta virtud cardinal: 1807; 1836;
- en el cumplimiento de las promesas y de los contratos: 2410;
Algunos pecados contra la caridad y la justicia: el juicio temerario, la maledicencia, la calumnia: 2477-2479;
El pecado de escándalo: 2284-2287; 2326;
El adulterio, un pecado también contra la justicia: 2381;
El respeto a los bienes ajenos. El séptimo Mandamiento: 2408-2414; 2450-2453;
La limosna, uno de los principales testimonios de la caridad fraterna; es también una práctica de justicia: 2447; 2462;
Necesidad de reparar la injusticia cometida: 2412; 2454;

Justicia social

«El principio, el sujeto y el fin de todas las instituciones sociales es y debe ser la persona humana»: 1881;
Actividad económica y justicia social: 2426-2436;
El hombre, autor, centro y fin de toda la vida económica y social: 2459;
Igualdad radical y diferencias entre los hombres: los talentos no están distribuidos por igual. Existen también desigualdades escandalosas en abierta contradicción con el Evangelio: 1934-1938; 1946-1947;
Justicia social y espíritu fraterno. La liberación es incompatible con el odio a las personas: 1931-1933; 1944;
Justicia y solidaridad entre las naciones: 2437-2442;
La «socialización» y el principio de subsidiariedad: 1882-1883;
La caridad empuja a reformas justas. No hay solución a la cuestión social fuera del Evangelio: 1896;
La caridad representa el mayor mandamiento social. Respeto al otro y a sus derechos. Exige la práctica de la justicia y es la única que nos hace capaces de ésta: 1889;
La doctrina social de la Iglesia. Aspectos temporales del bien común en cuanto se ordenan al fin último del hombre: 2419-2425;
La justicia social está ligada al bien común y al ejercicio de la autoridad: 1928;
La justicia social sólo puede ser conseguida sobre la base del respeto de la dignidad trascendente del hombre: 1929-1933;
Necesidad de una permanente conversión interior para obtener cambios sociales que estén realmente al servicio de la persona: 1888;

Lectura espiritual

La Iglesia recomienda la lectura asidua de la Escritura, acompañada de oración: 2653-2654;
La lectura de la Sagrada Escritura reaviva en nosotros el espíritu de conversión y de penitencia, y contribuye al perdón de los pecados: 1437;

Libertad

- «signo eminente de la imagen divina»: 1705; 1712;
- en qué consiste. Alcanza su perfección cuando está ordenada a Dios: 1743-1745; 1731;
- es un componente esencial de la dignidad humana. El hombre fue creado libre y dueño de sus actos: 1730; 1747;
Amenazas para la libertad, y sus consecuencias: 1740;
Liberación y salvación. Cristo rescató a los hombres del pecado que los tenía sometidos a esclavitud: 1741; 1748;
Libertad y gracia. La gracia nos hace verdaderamente libres: 1742;
«Hay dos caminos: el uno conduce a la vida; el otro, a la muerte»: 1696;
Colaboración entre la gracia de Dios y la libertad del hombre. Es Dios quien santifica, .pero «el hombre no está sin hacer nada»: 1993;
Cuando llegan a la edad correspondiente, los hijos tienen el deber y el derecho de elegir su profesión y estado de vida. Confianza filial con sus padres: 2230-2233; 2253;
El deber social de la religión y el derecho a la libertad religiosa: 2104; 2109; 2137;
El hombre abusó de su libertad y cometió el mal. Conserva el deseo del bien, pero su naturaleza lleva la herida del pecado original. Ha quedado inclinado al mal y sujeto al error: 1707; 1714;
El pecado, un abuso de la libertad que Dios da a las personas para que puedan amarle y amarse mutuamente: 387; 415;
En la medida en que el hombre hace el bien se hace más libre: 1733;
La existencia del infierno, una llamada a la responsabilidad en el ejercicio de la libertad: 1036;
La libertad de la fe. El acto de fe, por su propia naturaleza, es un acto libre: 160;
Libertad de formas de gobierno con tal de que promueva el bien común y respete los derechos fundamentales de la persona: 1901;
Libertad y pecado. La libertad del hombre es finita y falible. El mal uso de la libertad: 1739;
Libertad y responsabilidad: 1731-1738;
Por el pecado de origen, el diablo adquirió un cierto dominio sobre el hombre, aunque éste permanezca libre: 407;
Responsabilidad y participación: 1913-1917;

Limosna

- como muestra de penitencia: 1434;
Ayudar a la Iglesia en sus necesidades materiales, según la propia capacidad: 2044;
Costumbre de la colecta dentro de la Misa: 1351;
El amor a los pobres es incompatible con el amor desordenado de las riquezas y con su uso egoísta: 2243-2246; 2462;
La limosna, uno de los principales testimonios de la caridad fraterna; es también una práctica de justicia: 2447; 2462;
Los tiempos y los días de penitencia a lo largo del año litúrgico, momentos particulares para la práctica penitencial: 1438;

Liturgia

- anuncia, actualiza y comunica el misterio de la salvación. La oración interioriza y asimila la liturgia: 2655;
- en ella se realiza la cooperación más íntima entre el Espíritu Santo y la Iglesia: 1108-1109;
- es obra de la Santísima Trinidad: 1077-1112;
- fuente de vida: 1071-1072;
- obra común del Espíritu Santo y de la Iglesia: 1091-1092;
- su razón de ser: 1066-1068;
Lugar de la celebración. La iglesia es «casa de oración» y «debe ser hermosa y apropiada para la oración y para las celebraciones sagradas». Los elementos litúrgicos: el altar, el tabernáculo...: 1179-1186;
Catequesis y liturgia: 1074-1075;
Diversidad de tradiciones litúrgicas y catolicidad de la Iglesia: 1200-1203;
El año litúrgico: 1168-1171;
El canto y la música en la liturgia. Fomentar el canto religioso popular: 1156-1158;
El ciclo del año litúrgico y sus grandes fiestas son momentos fundamentales de la vida de oración de los cristianos: 2698;
El día del Señor: 1166-1167;
El santoral en el año litúrgico: 1172-1173;
El tabernáculo debe estar situado en el lugar más digno. Debe favorecer la adoración del Señor: 1183;
El tiempo litúrgico: 1163-1165;
En la liturgia terrena pregustamos y participamos ya de la liturgia celestial: 1090;
Importancia de las imágenes sagradas: 1159-1162;
La bendición de Dios Padre sobre todas las cosas creadas: 1077-1083;
La celebración de las exequias cristianas: 1684-1690;
La liturgia de las horas: 1174-1178;
La obra de Cristo en la liturgia: 1084-1090; 1111;
La verdad se halla por sí misma. Verdad, belleza y arte sacro: 2500-2502; 2513;
Las acciones litúrgicas no son acciones privadas, sino celebraciones de la Iglesia: 1140;
Las diversas partes fundamentales de la Misa, tal como se han conservado desde el comienzo: 1348-1355;
Liturgia y culturas. La diversidad y la riqueza de elementos no debe perjudicar la unidad de lo que no admite variación o cambio: 1204-1206;
Necesidad de signos y de símbolos: 1145-1152;
Oración y liturgia: 1073;
Participación plena, consciente y activa de los fieles: 1141;
Significado de la palabra «liturgia»: 1069-1070;

Lucha ascética

- y el deseo desordenado de las riquezas y de su poder. La codicia y la envidia: 2535-2540;
- y el sacramento de la Penitencia. La inclinación al pecado y el combate por la santidad: 1425-1426;
«La perfección cristiana sólo tiene un límite: el no tener límite»: 2028;
«Mientras más peleares, más mostrarás el amor que tienes a tu Dios»: 1821;
Como consecuencia de la naturaleza herida por el pecado original, toda la vida del hombre es combate por el bien: 407-409;
El combate por la pureza: 2520-2527; 2532;
El dominio de sí que comporta la castidad dura toda la vida. Supone un esfuerzo reiterado en todas las edades de la vida: 2342;
La oración no se reduce al brote espontáneo de un impulso interior: para orar es necesario querer orar: 2650;
La oración supone esfuerzo. El demonio hace todo lo posible por separar a los hombres de ella: 2725; 2752;
Lucha contra la concupiscencia: 1264;
Necesidad de la ascesis y de la mortificación en el camino del progreso espiritual. «Ir de comienzo en comienzo»: 2015;

Magnificat

- cántico de acción de gracias de María y de la Iglesia: 2619; 2622;

Mal

- y el misterio de la aparente impotencia de Dios. Nada es imposible para Dios: 272-274; 276;
¿Por qué existe el mal? Todo el mensaje cristiano, una respuesta a la cuestión del mal: 309;
«Y líbranos del mal». El mal, en esta petición del Padrenuestro, designa a Satanás. También pedimos vernos libres de todos los males pasados, presentes y futuros de los que él es el autor o instigador: 2850-2854; 2864;
Dios puede sacar un bien de las consecuencias de un mal, incluso moral, causado por sus criaturas: 312;
El mal físico y la perfección de todo lo creado: 310;
El misterio del mal sólo se esclarece a la luz del misterio de la Redención: 385;
El pecado, el mal más grave, y el de peores consecuencias: para quien peca, para la Iglesia y para el mundo entero: 1488;
La entrada del mal moral en el mundo: 311;
La Providencia divina y el escándalo del mal: 309-314;

Mandamientos

Dios hace posible con su gracia lo que manda: 2082;
Dios nos amó primero. Los Mandamientos explicitan la respuesta de amor que el hombre está llamado a dar a Dios: 2083;
El Decálogo en la Sagrada Escritura: 2056-2063;
El Decálogo en la Tradición de la Iglesia: 2064-2068;
El Decálogo y la ley natural: 2070-2071;
El Señor desarrolló todas las exigencias contenidas en los Mandamientos. La conversación con el joven rico y con un doctor de la ley: 2052-2055;
Jesucristo, «la norma viva e interior de nuestro obrar»: 2074;
La obligación del Decálogo: 2072-2073;
La unidad del Decálogo: 2069;
Los Mandamientos de la Iglesia: 2041-2043; 2048;

Mártires

El martirio, supremo testimonio de la verdad de fe: 2473-2474;

Materialismo

- y origen del mundo. Importancia de la doctrina sobre la Creación: 285-324;
El dinero, ídolo de nuestro tiempo: 1723;
Es rechazable la teoría que hace del lucro la norma exclusiva y el fin último de la actividad económica: 2424-2425;
La vida corporal no tiene un valor absoluto. La concepción neopagana de la vida y el culto al cuerpo. La virtud de la templanza: 2289-2290;

Matrimonio

- elevado por Cristo a la dignidad de sacramento entre bautizados: 1601; 1660;
- su tarea fundamental es estar al servicio de la vida: 1653;
- y virginidad. La estima de la virginidad por el Reino y el sentido cristiano del matrimonio van inseparables y se apoyan mutuamente. Ambas realidades vienen del Señor: 1620;
«Hombre» y «mujer» se complementan. En el matrimonio los une Dios de manera que, formando «una sola carne», puedan trasmitir la vida: 371-372; 383;
Efectos de este sacramento: 1638-1642;
El amor de los esposos. La sexualidad está ordenada al amor conyugal del hombre y de la mujer, cuyo fruto son los hijos. Fidelidad y fecundidad: 2360-2363;
El consentimiento matrimonial: 1625-1631; 1662;
El hijo no es un derecho, sino un don, «el don más excelente del matrimonio»: 2378;
El matrimonio cristiano. Vuelta a su sentido original. Signo eficaz de la alianza entre Cristo y su Iglesia: 1612-1617; 1661;
El matrimonio en el orden de la Creación. Dios mismo es su autor y lo ha dotado de leyes propias: 1603-1605; 1660;
El matrimonio en la antigua Ley. La Ley de Moisés. Hacia una mayor comprensión de la unidad y de la indisolubilidad: 1609-1611;
El matrimonio y el desorden introducido por el pecado original. Necesidad de la gracia: 1606-1608;
El matrimonio y la familia están ordenados al bien de los esposos y a la procreación y educación de los hijos: 2201;
La celebración del matrimonio: 1621-1624; 1663;
La fidelidad conyugal, expresión de la fidelidad de Cristo para con su Iglesia. «Lo que Dios unió, no lo separe el hombre»: 2364-2365;
La fidelidad del amor conyugal. El verdadero amor tiende a ser definitivo. Participación en el amor definitivo e irrevocable de Dios: 1646-1651;
La gracia del sacramento del Matrimonio. Cristo es la fuente de esta gracia: 1641-1642;
La Sagrada Escritura y la Iglesia ven en las familias numerosas un signo de la bendición divina y de la generosidad de los padres: 2372;
La unión del hombre y de la mujer en el matrimonio es una manera de imitar en la carne la generosidad y la fecundidad del Creador: 2335;
Las ofensas contra la dignidad del matrimonio: 2380-2391;
Llamados a dar la vida, los esposos participan del poder creador y de la paternidad de Dios. La fecundidad en el matrimonio: 2366-2372;
Los bienes y las exigencias del amor conyugal: 1643-1651;
Los hijos, el don más excelente del matrimonio: 1652;
Matrimonios mixtos y disparidad de culto: 1633-1637;
Ordenado a la procreación y a la educación de la prole: 1652;
Preparación para el matrimonio: 1632;

Medios

«Orad como si todo dependiese de Dios y trabajad como si todo dependiese de vosotros»: 2834;
El fin no justifica los medios: 1759;
Medios para vivir la castidad: 2340;

Mérito

- de los santos y su intercesión por nosotros: 956;
La caridad es en nosotros la principal fuente de todos nuestros méritos: 2011; 2026;
La filiación divina nos concede un «derecho por gracia» a ser «coherederos» con Cristo. Los méritos de nuestras buenas obras son dones de la bondad divina: 2009;
Los santos han tenido siempre una conciencia viva de que sus méritos eran pura gracia: 2011;
Nadie puede merecer la gracia primera en el inicio de la conversión: la iniciativa es siempre de Dios: 2010;
Qué podemos merecer. El mérito y la gracia: 2006-2011; 2025-2027;

Milagros

- atestiguan que Jesús es el Mesías y fortalecen la fe de los discípulos: 547-550;

Misa

- contiene y expresa todas las formas de oración. Es la «ofrenda pura» de toda la Iglesia: 2643;
Acción de gracias y memorial del sacrificio de Cristo. Presencia real del Señor: 1356-1358;
Acción de gracias y alabanza al Padre en la Santa Misa: 1359-1361;
Es justo ofrecer a Dios sacrificios en señal de adoración y de gratitud a Dios. El sacrificio de la Cruz, único sacrificio perfecto. Unión con Él: 2099-2100;
La transubstanciación: 1375-1376; 1413;
La conversión y la penitencia diarias encuentran su fuente y su alimento en la Santa Misa, pues en ella se hace presente el sacrificio con el que Cristo nos reconcilió con Dios: 1436;
La Iglesia ofrece el sacrificio eucarístico en comunión con la Santísima Virgen María y haciendo memoria de Ella, así como de todos los santos y santas: 1370;
La Iglesia recomienda recibir la comunión, si se tienen las debidas disposiciones, cuando se participa en la Misa: 1388;
La muerte de Cristo es el Sacrificio único y definitivo: 613-614;
La Santa Misa es a la vez, e inseparablemente, memorial en el que se perpetúa el sacrificio de la Cruz y banquete sagrado: 1382-1390;
La Santa Misa se ofrece también por los fieles difuntos: 1371-1372;
La Virgen en la Santa Misa: 1370;
Las diversas partes fundamentales de la Misa, tal como se han conservado desde el comienzo: 1348-1355;
Los bienaventurados del Cielo se unen también a la acción de gracias de la Misa: 1370;
No celebrar la Santa Misa, ni acercarse a recibir la comunión, con conciencia de pecado mortal: 1457;
Participación activa de todos los asistentes: 1348;
Presencia de Cristo en la Santa Misa: 1088;
Su estructura fundamental ha permanecido invariable desde los primeros siglos. La liturgia de la Palabra y la liturgia eucarística: 1345-1346;
Toda la Iglesia se une a la ofrenda y a la intercesión de Cristo en la Santa Misa: 1369;
Un memorial que hace de nuevo presente el sacrificio de la Cruz. La Santa Misa como sacrificio: 1362-1372; 1409;

Misericordia

«Perdona nuestras ofensas como también nosotros perdonamos a los que nos ofenden». Imploramos la misericordia divina y nos proponemos perdonar toda ofensa. Cómo ha de ser nuestro perdón: 2839-2845; 2862;
La oración de intercesión (pedir en favor de otro) es lo propio de un corazón misericordioso. Los primeros cristianos la vivieron con especial fervor: 2636; 2647;
Quien acude a la Confesión frecuente se ve impulsado a ser misericordioso con los demás: 1458;

Misericordia divina

«Dios misericordioso y clemente»: 210-211; 214;
Cómo interpretar la afirmación «fuera de la Iglesia no hay salvación»: 846-848;
Dios no predestina a nadie al infierno. Es consecuencia de una aversión voluntaria y persistente a Dios: 1037;
Dios Padre muestra su poder en el más alto grado perdonando libremente los pecados: 270;
El sacerdote es el signo y el instrumento del amor misericordioso de Dios con el pecador: 1465;
Jesús y los pecadores: 587-589; 594;
La Eucaristía entraña un compromiso en favor de los pobres: 1397;
La mirada de infinita misericordia de Jesús provoca lágrimas de arrepentimiento. La «segunda conversión»: 1429;
La misericordia y el pecado. La acogida de la misericordia divina exige de nosotros la confesión de nuestros pecados: 1846-1848;
Los niños muertos sin Bautismo y la misericordia divina: 1261;
No hay ninguna falta, por grave que sea, que la Iglesia no pueda perdonar. Siempre están abiertas las puertas del perdón: 982-983;

Moral

- tiene su fundamento en el respeto a las leyes inscritas en la creación: 346; 354;
El derecho a la información y los secretos profesionales: 2488-2492;
Fuentes de la moralidad: 1750-1754;
La Ley antigua, preparación del Evangelio: 1961-1964; 1980-1982;
La ley moral natural es universal e inmutable: 1954-1960; 1978-1979;
La ley moral, obra de la sabiduría divina. Tiene en Cristo su plenitud y su unidad: 1950-1953; 1975-1976;
La nueva Ley. El mandamiento de la caridad. Los consejos evangélicos, que han de ser practicados según la vocación de cada uno: 1965-1974; 1983-1986;
La verdad y el uso de los medios de comunicación social: 2493-2499;
La vida moral del cristiano está sostenida por los dones del Espíritu Santo: 1830;
Los actos buenos y los actos malos: 1755-1756;
Moralidad de las pasiones: 1762-1775;
No hay oposición entre conciencia personal y Magisterio de la Iglesia: 2039;
Vida moral y Magisterio de la Iglesia. Espíritu filial respecto a la Iglesia. Magisterio ordinario y extraordinario: 2032-2044; 2049-2050;

Mortificación

El camino de la santidad pasa por la Cruz. Necesidad de la mortificación: 2015;
Tomar la Cruz cada día y seguir a Jesucristo, el camino más seguro de penitencia. Diversas formas de penitencia en la vida cristiana: 1434-1439;

Muerte

- es consecuencia del pecado. Para los que mueren en gracia es una participación en la muerte y resurrección del Señor: 1006; 1008;
- es el final de la vida terrena. Urgencia de aprovechar el tiempo, que es limitado: 1007;
- fue transformada por Cristo. Con su Muerte, cambió la maldición en bendición: 1009;
Muerte y sepultura de Jesús: 624; 629;
Dios no hizo la muerte: 413;
El encuentro con Jesús y la entrada en la vida eterna: 1020;
El Viático, último sacramento del cristiano. Es semilla de vida eterna y poder de resurrección: 1524-1525;
En el Avemaría pedimos a la Virgen que esté presente a la hora de nuestra muerte, como estuvo en la Muerte de su Hijo en la Cruz: 2677;
En peligro de muerte, todo sacerdote, incluso privado de la facultad de oír confesiones, puede absolver de cualquier pecado y de toda excomunión: 1463;
La celebración de las exequias cristianas: 1684-1690;
La Confirmación en peligro de muerte: 1314;
La Unción de los enfermos, preparación para el último tránsito: 1523;
Morir en Cristo Jesús. La muerte cristiana. Sentido de la muerte: 1005-1014;
Muchos cristianos mueren teniendo en sus labios una única palabra: «Jesús»: 435;
Prepararnos para la hora de nuestra muerte. Acudir a María y a José, patronos de la buena muerte: 1014;
Sentido de la muerte cristiana. «La vida no termina, se transforma». El encuentro con Dios: 1010-1014;
Tal como fue creado, el hombre no debía sufrir ni morir: 376;

Mujer

- y sentido del pudor: 2521-2524;
«Hombre» y «mujer» se complementan. En el matrimonio los une Dios de manera que, formando «una sola carne», puedan trasmitir la vida: 371-372; 383;
«Ser hombre», «ser mujer» es una realidad buena y querida por Dios. Perfecta igualdad en tanto que personas. Ambos son imagen de Dios: 369-370; 380;
Dios da la dignidad personal de igual modo al hombre y a la mujer. Los creó «Varón y mujer»: 2334;
El hombre y la mujer, «administradores» de Dios en el mundo. Responsabilidad: 373;

Mundo

Dios ama a cada una de sus criaturas, pero muy especialmente a los hombres: 342;
Dios creó todo para el hombre, pero el hombre fue creado para servir y amar a Dios y para ofrecerle toda la creación: 358;
Dios mismo ha creado el mundo en toda su riqueza, su diversidad y su orden. Nada existe que no deba su existencia a Dios creador: 337-338;
El hombre es la cumbre de la creación: 343;
El hombre y la mujer, «administradores» de Dios en el mundo. Responsabilidad: 373;
El respeto a la integridad de la Creación. El dominio del hombre no es absoluto: 2415-2418;
El universo visible también está destinado a ser transformado. Los cielos nuevos y la tierra nueva: 1042-1050; 1060;
Es bueno porque ha salido de las manos de Dios: 299;
La belleza de la creación refleja la infinita belleza del Creador: 341;
La interdependencia de cada criatura es querida por Dios. Ninguna se basta a sí misma: 340;
Toda criatura posee su bondad y perfección propias. El hombre debe respetar esta verdad de cada ser: 339;

Navidad

El Misterio de la Navidad. Humildad. Infancia espiritual: 525-526; 563;

Niños

Educar en el pudor a niños y adolescentes es despertar en ellos el respeto por la persona: 2524;
El bautismo de niños, tradición inmemorial de la Iglesia. Responsabilidad de los padres: 1250-1252; 1231;
Especialmente para los niños pequeños, la oración diaria familiar es el primer testimonio de su pertenencia a la Iglesia: 2685; 2694;
Los niños deben acceder al sacramento de la Penitencia antes de recibir por primera vez la Sagrada Comunión: 1457;
Los niños muertos sin Bautismo y la misericordia divina: 1261;

Novísimos

Cómo resucitarán los muertos. Cuándo: 997-1101;
En cierto modo, ya hemos resucitado con Cristo: 1002-1004;
La esperanza de los cielos nuevos y de la tierra nueva al fin de los tiempos: 1042-1050; 1060;
La fe en la vida eterna. Los novísimos del hombre: 1020-1050;
La resurrección de los cuerpos al fin de los tiempos, obra de la Santísima Trinidad. En qué consistirá: 988-990;
La resurrección de los cuerpos, una verdad esencial de la fe cristiana: 991;
Revelación progresiva de esta verdad: 992-996;

Obediencia

- a la autoridad civil: 2242;
- de Cristo en lo cotidiano de la vida oculta: 532;
- del sacerdote a su Obispo: 1567;
Autoridad y obediencia: 1897-1900;
El respeto filial se expresa en la docilidad y en la obediencia verdaderas: 2216-2217;
La obediencia de Jesús: 615; 623;
La obediencia de María: 494; 968;
Libertad y obediencia: 908; 1269; 1733;
Vida moral y Magisterio de la Iglesia. Espíritu filial respecto a la Iglesia. Magisterio ordinario y extraordinario: 2032-2044; 2049-2050;

Obras de Misericordia

A los moribundos se les han de prestar todas las atenciones para ayudarles a vivir en Dios sus últimos momentos: 2289;
El amor a los pobres es incompatible con el amor desordenado de las riquezas y con su uso egoísta: 2243-2246; 2462;
Enterrar a los muertos, una obra de misericordia corporal: 2300;
Las obras de misericordia pueden ser medio de satisfacer por nuestros pecados: 1460;
Qué son. Corporales y espirituales. «Cuando servimos a los pobres y enfermos, servimos a Jesús»: 2447-2449;

Ofrecimiento de obras

- unido a la ofrenda que Cristo hace de Sí mismo en la Santa Misa: 1368;
El cristiano comienza su jornada, sus oraciones y sus acciones con la señal de la Cruz. La señal de la Cruz nos fortalece en las tentaciones y dificultades: 2157;

Optimismo

- y confianza en Dios: 2086; 2778;

Oración

- a la Trinidad: 260;
- como muestra de la penitencia interior del cristiano: 1434;
- y liturgia: 1073;
Confianza filial en la oración: 2734-2741;
Dificultades en la oración: las distracciones y la sequedad. Estar vigilantes: 2729-2731;
Elías y los profetas: la conversión del corazón, necesaria para una oración agradable a Dios: 2581-2584; 2595;
Jesús nos enseña a orar. Necesidad de la conversión del corazón: 2607-2615;
La oración supone esfuerzo. El demonio hace todo lo posible por separar a los hombres de ella: 2725; 2752;
Oración a Jesús. La invocación del santo Nombre de Jesús es el camino más sencillo de la oración continua: 2668;
Oración al Padre. La Santa Humanidad de Cristo es el camino por el que el Espíritu Santo nos enseña a orar a Dios nuestro Padre: 2664; 2680;
Oración mental. Intervienen el pensamiento, la imaginación, el deseo. Profundizar en las verdades de la fe, considerar los «misterios de Cristo», fortalecer la voluntad de seguirle... Debe llevar a la unión con Él: 2708;
Oración mental. Momento más oportuno y duración de la oración. No acortarla por «sequedad»: 2710;
Qué es la oración. El Señor tiene sed de nuestro diálogo con Él. Nos espera y nos busca incansablemente. En la oración Cristo sale al encuentro de todo hombre: 2558-2561; 2590;
Queja por la oración no escuchada: 2735-2737;
Samuel aprende de su madre Ana cómo «estar ante el Señor»: 2578;
Tentaciones en la oración: falta de fe y acedia: 2732-2733; 2754;
Vida de oración: 2697-2699;
«Es necesario acordarse de Dios más a menudo que de respirar». Para esto es necesario dedicar algunos momentos expresamente a la oración: oración de la mañana y de la tarde, antes y después de comer...: 2697-2698;
«Querer orar», «aprender a orar»: 2650-2651; 2661;
Audacia filial en la oración. Imitar al Señor: 2610; 2621;
Conceptos erróneos y excusas para no hacer oración. «Fracasos» en la oración: 2726-2728; 2753;
El camino de la oración: 2663-2682;
El amor es la fuente de la oración: 2658;
El Espíritu Santo educa al alma para orar en la esperanza. Y, a la vez, la oración alimenta en nosotros la esperanza: 2656-2658;
El Espíritu Santo, Maestro de la oración cristiana: 2670-2672; 2681;
El Nombre de Jesús está en el corazón de la plegaria cristiana. Su invocación: 435;
Elegir un lugar favorable para la oración. El lugar propio, la casa de Dios: 2691; 2696;
En el corazón, en su intimidad más profunda, el hombre se dirige a Dios en la oración: 2562-2563;
Jesús escucha siempre nuestra oración: 2616;
La bendición y la adoración como formas de oración: 2626-2628;
La liturgia de las horas: 1174-1178;
La oración contemplativa: 2709-2719;
La oración de acción de gracias. Todo puede ser motivo de agradecimiento a Dios. «En todo dad gracias»: 2637-2638; 2648;
La oración de alabanza reconoce de modo directo la grandeza de Dios. Alabanza de hijos. Alabanza de los santos en el Cielo: 2639-2642; 2649;
La oración de Jesús. Su vida estuvo llena de una oración filial al Padre. Contemplarle para aprender: 2599-2606;
La oración de María. Su intercesión por nosotros: 2617-2619;
La oración mental: «tratar de amistad, estando muchas veces tratando a solas con quien sabemos nos ama»: 2709;
La oración sacerdotal de Jesús: recapitula toda la economía de la Creación y de la Salvación: 2746-2751; 2758;
La vida consagrada no se mantiene ni se propaga sin la oración: 2687;
La alabanza de David, su arrepentimiento, su confianza cordial y gozosa, modelo de oración. Es el primer profeta de la oración, que Cristo llevará a su plenitud: 2579; 2594;
La Creación, fuente de oración. Dios llama siempre a los hombres a orar: 2569;
La familia es el lugar idóneo donde los hijos aprenden a orar: 2685; 2694;
La humildad es el fundamento de la oración. El hombre ha de sentirse necesitado de Dios: 2559;
La iniciativa siempre parte de Dios, que llama incansablemente a cada hombre al encuentro con Él en la oración: 2567; 2591;
La liturgia anuncia, actualiza y comunica el misterio de la salvación. La oración interioriza y asimila la liturgia: 2655;
La lucha de Jacob con un personaje misterioso, símbolo de la oración como un combate de fe y una victoria de la perseverancia: 2573;
La Misa contiene y expresa todas las formas de oración: 2643;
La oración cristiana se refiere con mucha frecuencia a Jesucristo como el Señor: 451;
La oración de la Liturgia de las Horas reaviva en nosotros el espíritu de conversión y de penitencia, y contribuye al perdón de los pecados: 1437;
La oración en unión con María. Comentario al Avemaría: 2673-2678; 2682;
La oración es estar habitualmente en presencia de Dios y en comunión con Él: 2565;
La oración es la vida del corazón nuevo. Debe animarnos en todo momento: 2697;
La oración es siempre eficaz. Confianza audaz. Conformarla con la voluntad divina. Unirla a la de Jesús por nosotros: 2738-2741; 2756;
La oración y la prueba de la fe en Dios, que es siempre fiel. La oración de Abrahán y la lucha de Jacob: 2570-2573; 2592;
La verdadera oración nos lleva a disponer el corazón para hacer la voluntad del Padre: 2611;
Las fuentes de la oración. «Manantiales donde Cristo nos espera»: 2652-2662;
Las peregrinaciones evocan nuestro caminar hacia el Cielo. Los santuarios, «fuentes vivas de oración»: 2691; 2696;
Las tres parábolas principales sobre la oración: 2613;
Los Salmos alimentan y expresan la oración del pueblo de Dios. Es oración personal y comunitaria por los hombres de toda condición y de todo tiempo. Constituyen «la obra maestra de la oración en el Antiguo Testamento»: 2585-2589; 2596-2597;
Los acontecimientos de cada día, tema de oración. «Impregnar de oración las humildes situaciones cotidianas»: 2659-2660;
Los actos de fe, esperanza y caridad que ordena el primer Mandamiento se realizan en la oración. Es condición indispensable para obedecer los mandamientos de Dios: 2098;
Moisés «conversa» con Dios, «como habla un hombre con su amigo». Ejemplo para nosotros: 2576;
Necesidad de la oración mental para responder a lo que el Señor pide. Puede servir de ayuda un libro, especialmente el Evangelio: 2705-2706;
Perseverar en el amor es perseverar en la oración. Orar es siempre posible; es una necesidad vital: hace posible lo imposible. Oración y vida cristiana son inseparables: 2745; 2757;
Podemos orar con la Virgen y a la Virgen. La oración de la Iglesia, sostenida por la oración de María: 2679;
Se entra en oración por «la puerta de la fe»: 2656;

Oración de petición

- en la Santa Misa: 1354;
Queja por la oración no escuchada: 2735-2737;
«La oración ferviente del justo tiene mucho poder»: 2582;
«Orad como si todo dependiese de Dios y trabajad como si todo dependiese de vosotros»: 2834;
La comunión con los difuntos. Pueden ser también grandes intercesores en favor nuestro: 958;
La comunión con los santos refuerza el amor fraterno y la unión con Cristo: 958; 962;
La intercesión de los santos. Su ayuda eficaz desde el Cielo: 956;
La oración de intercesión (pedir en favor de otro) es lo propio de un corazón misericordioso. Los primeros cristianos la vivieron con especial fervor: 2636; 2647;
La oración de intercesión de Moisés. Sus «argumentos», ejemplo de los que hemos de utilizar nosotros. Prefigura la oración de intercesión de Cristo: 2574-2577; 2593;
La petición de perdón, primer movimiento de la oración de petición: 2631; 2646;
La intercesión de los santos en el Cielo es su más alto servicio al plan de Dios. Podemos y debemos rogarles que intercedan por nosotros y por el mundo entero: 2683; 2692;
La oración es siempre eficaz. Confianza audaz. Conformarla con la voluntad divina. Unirla a la de Jesús por nosotros: 2738-2741; 2756;
Las siete peticiones del Padrenuestro: 2803-2854;
Pedir con humildad: 2613;
Pedir el don de la contrición: 1489;
Pedir siempre con perseverancia, sin cansarse, con la paciencia de la fe, sabiendo esperar: 2613;
Toda la Iglesia se une a la ofrenda y a la intercesión de Cristo en la Santa Misa: 1369;
Una forma de relacionarnos con Dios. Toda necesidad puede convertirse en objeto de petición: 2629-2633;

Oraciones vocales

En el Avemaría pedimos a la Virgen que esté presente a la hora de nuestra muerte, como estuvo en la Muerte de su Hijo en la Cruz: 2677;
La oración en unión con María. Comentario al Avemaría: 2673-2678; 2682;
La oración vocal, primera forma de oración contemplativa. Necesidad de asociar los sentidos a la oración interior: 2700-2704;
La oración vocal, un elemento indispensable de la vida cristiana. El ejemplo del Señor: 2701;
Memorizar las oraciones fundamentales ofrece una base indispensable para la vida de oración. Hacer gustar su sentido: 2688;
Por medio de palabras, mentales o vocales, toma cuerpo nuestra oración. Pero lo más importante es «la presencia del corazón ante Aquel a quien hablamos en la oración»: 2700;

Paciencia

Pedir siempre con perseverancia, sin cansarse, con la paciencia de la fe, sabiendo esperar: 2613;

Padrenuestro

- presente en el Bautismo, en la Confirmación, en la liturgia eucarística, en el Oficio divino: 2769-2770; 2776;
- reaviva en nosotros el espíritu de conversión y de penitencia, y contribuye al perdón de los pecados: 1437;
«Danos hoy nuestro pan de cada día». Pedimos lo necesario para el sustento de todos y también el Pan de vida: 2828-2837; 2861;
«Hágase tu voluntad en la tierra como en el Cielo». La voluntad del Padre es la salvación de todos los hombres. Unir nuestra voluntad a la del Hijo para realizar su plan de salvación en el mundo: 2822-2827; 2860;
«No nos dejes caer en la tentación». Petición de discernimiento del mal y de fuerza para vencer; estar vigilantes ante el pecado y la perseverancia final. «Sentir» y «consentir»: 2846-2849; 2863;
«Padre nuestro». Orar a «nuestro» Padre nos lleva a orar con todos y por todos los hombres: 2786-2793;
«Padre», la primera palabra del Padrenuestro. Conciencia de nuestra filiación cuando oramos: 2779-2785;
«Perdona nuestras ofensas como también nosotros perdonamos a los que nos ofenden». Imploramos la misericordia divina y nos proponemos perdonar toda ofensa. Cómo ha de ser nuestro perdón: 2839-2845; 2862;
«Que estás en el Cielo». Designa la majestad de Dios y su presencia en el corazón de los justos. La Casa del Padre constituye nuestra verdadera patria: 2794-2796; 2802;
«Resumen de todo el Evangelio», «corazón de las Sagradas Escrituras», «la más perfecta de las oraciones»...: 2761-2764; 2773-2774;
«Santificado sea tu Nombre»: El Nombre de Dios y su revelación. Sentido de esta petición: 2807-2815; 2858;
«Venga a nosotros tu Reino». El Reino de Dios: el retorno de Cristo y el crecimiento del Reino en nuestras almas: 2816-2821; 2859;
«Y líbranos del mal». El mal, en esta petición del Padrenuestro, designa a Satanás. También pedimos vernos libres de todos los males pasados, presentes y futuros de los que él es el autor o instigador: 2850-2854; 2864;
Carácter escatológico de sus peticiones: la oración de los «últimos tiempos»: 2771-2772;
La «oración de la Iglesia»: 2767-2772;
La «oración del Señor». Enseña a los hijos de Dios a hablar con su Padre: 2765-2766; 2775;
Las siete peticiones del Padrenuestro: 2803-2854;

Padres

- deben mirar a sus hijos como a hijos de Dios: 2222;
- principales y primeros educadores de sus hijos: 1653;
Samuel aprende de su madre Ana cómo «estar ante el Señor»: 2578;
Deberes de los padres: 2221-2231;
Derecho y deber de los padres de elegir para sus hijos una escuela que responda a sus propias convicciones: 2229;
El bautismo de niños, tradición inmemorial de la iglesia. Responsabilidad de los padres: 1250-1252; 1231;
El hogar, un lugar adecuado para la educación de las virtudes. Responsabilidad de los padres. Necesidad del buen ejemplo: 2223;
El respeto filial irradia en todo el ambiente familiar. Relaciones entre hermanos: 2219;
Especial gratitud para aquellos de quienes se ha recibido el don de la fe: padres, hermanos, maestros, amigos...: 2220;
La educación de la fe desde la más tierna infancia de los hijos. La «catequesis familiar»: 2226;
La paternidad divina, fuente de la paternidad humana y fundamento del honor debido a los padres: 2214;
Los padres han recibido la responsabilidad y el privilegio de evangelizar a sus hijos. Son para sus hijos los «primeros heraldos de la fe»: 2225;
Los vínculos familiares, aunque son muy importantes, no son absolutos. Los padres y la vocación de sus hijos: 2232-2233; 2253;

Parábolas e imágenes de la Sagrada Escritura

- un rasgo típico de la enseñanza de Jesús. Son como un espejo para que el hombre se mire en ellas: 546;
Las tres parábolas principales sobre la oración: 2613;

Pascua

- es la «Fiesta de las fiestas»: 1169-1170;

Pasión de Nuestro Señor

- es la razón de ser de su Encarnación: 607;
El Cuerpo de Cristo en el sepulcro. En el Bautismo somos sepultados con Cristo: 625-628; 630;
La agonía de Getsemaní. Jesús acepta su muerte como redentora: 612;
Muerte y sepultura de Jesús: 624; 629;
«Dios le hizo pecado por nosotros»: 602-603;
Dios tiene la iniciativa del amor redentor universal. Nos amó primero, sin excepción: 604-605;
Jesús consuma su sacrificio en la Cruz. Veneración de la Santa Cruz: 616-617;
Jesús es «el Cordero que quita el pecado del mundo»: 608;
Jesús fue «muerto por nuestros pecados, según las Escrituras»: 601;
La muerte de Cristo es el Sacrificio único y definitivo: 613-614;
La muerte violenta de Jesús no fue fruto del azar. Pertenece al misterio del designio divino: 599; 600;
La Virgen y la Pasión: 964;
Nuestros pecados alcanzan a Cristo mismo. Verdaderos responsables de la Pasión y Muerte del Señor: 598;
Por su obediencia hasta la muerte, Jesús reemplaza nuestra desobediencia por su obediencia: 615; 623;
Última Cena. Jesús anticipó en ella la ofrenda libre de su entrega. Institución de la Eucaristía y del sacerdocio: 610-611; 621;

Paz

- y el sacramento de la Unción de los enfermos: 1520;
Es «la tranquilidad en el orden». Es obra de la justicia y efecto de la caridad: 2304;
Frutos que produce en el alma el sacramento de la Penitencia: 1468;
La paz terrenal es imagen y fruto de la paz de Cristo, Príncipe de la paz. El respeto y el desarrollo de la vida humana exigen la paz. Evitar la guerra: 2302-2317;

Pecado

- de los ángeles caídos: 392-393;
- el mal más grave, y el de peores consecuencias: para quien peca, para la Iglesia y para el mundo entero: 1488;
- es, ante todo, ofensa a Dios. Al mismo tiempo, atenta contra la comunión con la Iglesia: 1440;
- para intentar comprenderlo es preciso reconocer el vínculo profundo del hombre con Dios: 386;
- se manifiesta sobre todo como una infidelidad a Dios: 401;
¿Por qué Dios no impidió que el primer hombre pecara? Los beneficios de la Redención. «Donde abundó el pecado, sobreabundó la gracia»: 412; 420;
Pecados contra el primer Mandamiento: 2110-2128; 2138-2140;
Pecados contra el segundo Mandamiento: 2146-2155;
Pecados contra la caridad: 2094;
Pecados contra la castidad: 2351-2356;
Pecados contra la esperanza: 2091-2092;
Pecados contra la fe: 2088-2089;
Pecados contra la vida: homicidio, aborto, eutanasia...: 2268-2283;
Pecados y ofensas contra la verdad: 2475-2487;
«Dios le hizo pecado por nosotros»: 602-603;
Algunos pecados contra la caridad: la cólera y el odio: 2302-2303;
Algunos pecados contra la caridad y la justicia: el juicio temerario, la maledicencia, la calumnia: 2477-2479;
Cristo nos libró de Satán y del pecado: 1708-1709; 1715;
El pecado de escándalo: 2284-2287; 2326;
El adulterio, un pecado también contra la justicia: 2381;
El Bautismo borra completamente todos los pecados, pero no libra de todas las debilidades de la naturaleza: 978;
El Bautismo es el primer sacramento del perdón de los pecados: 977; 985;
El hombre abusó de su libertad y cometió el mal. Conserva el deseo del bien, pero su naturaleza lleva la herida del pecado original. Ha quedado inclinado al mal y sujeto al error: 1707; 1714;
El menor de nuestros actos, hecho con caridad, repercute en beneficio de todos los hombres. Todo pecado daña a esta comunión: 953;
El pecado crea facilidad para el pecado. Proliferación de los pecados: 1865-1869;
Jesús es «el Cordero que quita el pecado del mundo»: 608;
Jesús fue «muerto por nuestros pecados, según las Escrituras»: 601;
La confesión de los pecados, parte esencial del sacramento de la Penitencia: 1455-1458;
La comunión nos purifica de los pecados cometidos y nos preserva de los futuros: 1393; 1395;
La confesión, necesaria para recibir la comunión si el alma ha cometido un pecado grave: 1385; 1415;
La conversión exige el reconocimiento del pecado: 1848;
La diversidad de los pecados: 1852-1853;
La Eucaristía no está ordenada al perdón de los pecados mortales. Esto es propio de la confesión: 1395;
La Eucaristía, «antídoto que nos libera de nuestras faltas cotidianas y nos preserva de pecados mortales»: 1436;
La fe es necesaria para comprender el pecado: 387;
La gravedad del pecado: pecado mortal y venial: 1854-1864; 1874-1875;
La inclinación al pecado y el combate por la santidad: 1425-1426;
La misericordia y el pecado. La acogida de la misericordia divina exige de nosotros la confesión de nuestros pecados: 1846-1848;
La muerte es consecuencia del pecado: 1008;
La Providencia divina y el escándalo del mal: 309-314;
La realidad del pecado: 386-387;
La reconciliación con la Iglesia es inseparable de la reconciliación con Dios: 1443-1445;
Las «estructuras de pecado» y el pecado personal: 1869;
Las consecuencias del pecado en el alma y las indulgencias: 1472-1473;
Las ofensas contra la dignidad del matrimonio: 2380-2391;
Libertad y pecado. La libertad del hombre es finita y falible. El mal uso de la libertad: 1739;
Los pecados internos a veces hieren más gravemente el alma y son más peligrosos: 1456;
Los pecados capitales: 1866; 1876;
Los pecados contra el Espíritu Santo: 1864;
Los pecados que claman al Cielo: 1867;
Nuestros pecados alcanzan a Cristo mismo. Verdaderos responsables de la Pasión y Muerte del Señor: 598;
Olvido por parte del hombre de la «unión íntima y vital» a la que ha sido llamado: 29;
Qué es el pecado. La ofensa a Dios: 1849-1851; 1870-1873;
Responsabilidad en los pecados cometidos por otros: 1868;
Si uno tiene conciencia de haber pecado mortalmente no debe acercarse a la Eucaristía sin haber re cibido previamente la absolución en el sacramento de la Penitencia: 1415;
Sólo Dios puede perdonar el pecado. El Señor confió este poder a la Iglesia: 1441-1442;

Pecado original

- es una verdad esencial de la fe: 388-389;
- rompió la economía de ¡ajusticia original: 379;
- un hecho que tuvo lugar al comienzo de la historia del hombre: 390;
Consecuencias del pecado de Adán para la humanidad. Universalidad. Transmisión. Carácter de este pecado: 402-406;
Consecuencias para Adán y Eva y para toda la creación. La entrada del pecado en el mundo: 399-402; 416-418;
El hombre abusó de su libertad y cometió el mal. Conserva el deseo del bien, pero su naturaleza lleva la herida del pecado original. Ha quedado inclinado al mal y sujeto al error: 1707; 1714;
El matrimonio y el desorden introducido por el pecado original. Necesidad de la gracia: 1606-1608;
Es preciso conocer a Cristo como fuente de la gracia para conocer a Adán como fuente del pecado: 388;
La doctrina del pecado original, el «reverso» de la Redención: 389;
La entrada del mal moral en el mundo: 311;
La esencia de este primer pecado: 397-401;
La prueba de la libertad en el hombre: 396;

Pecado venial

Frutos de la confesión frecuente, aunque el penitente sólo tenga pecados veniales: 1458;
La Eucaristía fortalece la caridad, que tiende a debilitarse en la vida cotidiana. Esta caridad vivificada borra los pecados veniales: 1394;
La Eucaristía, «antídoto que nos libera de nuestras faltas cotidianas y nos preserva de pecados mortales»: 1436;
Los pecados veniales y la contrición perfecta: 1452;
Qué es. Malicia. Debilita la caridad, impide el progreso del alma, merece penas temporales, dispone para el pecado mortal...: 1862-1863; 1855;

Pecados de omisión

A los moribundos se les han de prestar todas las atenciones para ayudarles a vivir en Dios sus últimos momentos: 2289;

Penitencia

Diversas formas de penitencia en la vida cristiana: ayuno, oración, limosna: 1434;
El proceso de conversión y de penitencia, descrito por Jesús en la parábola del hijo pródigo: 1439;
En qué consiste esta conversión del corazón: ruptura con el pecado, aversión al mal, repugnancia por las malas acciones cometidas...: 1431;
La penitencia que el confesor impone debe tener en cuenta la situación personal del penitente y buscar su bien espiritual: 1460;
La conversión y la penitencia diarias encuentran su fuente y su alimento en la Santa Misa, pues en ella se hace presente el sacrificio con el que Cristo nos reconcilió con Dios: 1436;
Los tiempos y los días de penitencia a lo largo del año litúrgico, momentos particulares para la práctica penitencial: 1438;
Necesidad de una conversión del corazón, de la penitencia interior: 1430;
Nombres que recibe el sacramento de la Penitencia: 1423-1424;
Tomar la Cruz cada día y seguir a Jesucristo, el camino más seguro de penitencia: 1435;

Pentecostés

El envío del Espíritu Santo en Pentecostés. Revelación de la Trinidad: 731-732;

Perdón de los pecados

- este poder lo recibe la Iglesia del mismo Jesucristo: 976; 984;
- y la Unción de los enfermos: 1520;
«Perdona nuestras ofensas como también nosotros perdonamos a los que nos ofenden». Imploramos la misericordia divina y nos proponemos perdonar toda ofensa. Cómo ha de ser nuestro perdón: 2839-2845; 2862;
Dios Padre muestra su poder en el más alto grado perdonando libremente los pecados: 270;
El Bautismo borra completamente todos los pecados, pero no libra de todas las debilidades de la naturaleza: 978;
El Bautismo es el primer sacramento del perdón de los pecados: 977; 985;
El sacramento de la Penitencia, «segunda tabla» de salvación. Su práctica a través de los siglos. Su estructura fundamental invariable. Elementos esenciales de este sacramento: 1446-1449;
Jesús invita a los pecadores a la conversión. Alegría por un pecador que se convierte: 545;
Jesús y los pecadores: 587-589; 594;
La Confesión, un «bautismo laborioso». Necesaria para perdonar los pecados cometidos después del Bautismo: 979-980; 986;
La reconciliación con la Iglesia es inseparable de la reconciliación con Dios: 1443-1445;
Los pecados veniales y la contrición perfecta: 1452;
No hay ninguna falta, por grave que sea, que la Iglesia no pueda perdonar. Siempre están abiertas las puertas del perdón: 982-983;
Puesto que Dios puede crear de la nada, el Espíritu Santo puede dar la vida a los pecadores, creando en ellos un corazón nuevo: 298;
Sólo Dios puede perdonar el pecado. El Señor confió este poder a la Iglesia: 1441-1442;

Perdonar las ofensas

«Perdona nuestras ofensas como también nosotros perdonamos a los que nos ofenden». Imploramos la misericordia divina y nos proponemos perdonar toda ofensa. Cómo ha de ser nuestro perdón: 2839-2845; 2862;
Perdonar con prontitud las pequeñas ofensas que pueden surgir en el seno de la familia: 2227;

Perseverancia

- en la fe: 162; 1821; 2016;
Esperamos del Señor la gracia de la perseverancia final y de la recompensa de Dios: 2016;
La lucha de Jacob con un personaje misterioso, símbolo de la oración como un combate de fe y una victoria de la perseverancia: 2573;
Pedir siempre con perseverancia, sin cansarse, con la paciencia de la fe, sabiendo esperar: 2613;
Perseverar en el amor es perseverar en la oración. Orar es siempre posible; es una necesidad vital: hace posible lo imposible. Oración y vida cristiana son inseparables: 2745; 2757;

Persona humana

- es la «única criatura en la tierra a la que Dios ha amado por sí misma». Su fin sobrenatural: 356;
- participa de la luz y de la fuerza del espíritu divino. Conoce la voz de Dios que le impulsa «a hacer el bien y a evitar el mal»: 1704-1706; 1713;
«El misterio del hombre sólo se esclarece en el misterio del Verbo encarnado»: 359;
«El principio, el sujeto y el fin de todas las instituciones sociales es y debe ser la persona humana»: 1881;
«Hombre» y «mujer» se complementan. En el matrimonio los une Dios de manera que, formando «una sola carne», puedan trasmitir la vida: 371-372; 383;
«Ser hombre», «ser mujer» es una realidad buena y querida por Dios. Perfecta igualdad en tanto que personas. Ambos son imagen de Dios: 369-370; 380;
Cada alma espiritual es directamente creada por Dios: 366; 382;
Creada a imagen de Dios, es un ser a la vez corporal y espiritual. El hombre en su totalidad es querido por Dios: 362-368;
Dios creó todo para el hombre, pero el hombre fue creado para servir y amar a Dios y para ofrecerle toda la creación: 358;
Educar en el pudor a niños y adolescentes es despertar en ellos el respeto por la persona: 2524;
El bien común debe estar orientado hacia el progreso de las personas: 1912;
El hombre busca naturalmente la verdad y está obligado a honrarla y a atestiguarla: 2467;
El hombre en el Paraíso. Amistad con su Creador y armonía consigo mismo y con la creación. Santidad original: 374-376; 384;
El hombre es la cumbre de la creación: 343;
El hombre ocupa un lugar único en la creación: «está hecho a imagen de Dios»: 355;
El hombre puede llegar a conocer la existencia de su alma espiritual, que sólo puede tener origen en Dios: 33;
El hombre y la mujer, «administradores» de Dios en el mundo. Responsabilidad: 373;
El hombre, un ser religioso, que busca a Dios de muchas formas: 28;
El hombre, autor, centro y fin de toda la vida económica y social: 2459;
El ser humano tiene la dignidad de persona por haber sido hecho a imagen de Dios: no es solamente algo, sino alguien. Tiene un fin sobrenatural: 357;
Es contrario a la dignidad de la persona hacer sufrir inútilmente a los animales, gastar en ellos sumas que deberían remediar la miseria de los hombres…: 2418;
Igualdad radical y diferencias entre los hombres: los talentos no están distribuidos por igual. Existen también desigualdades escandalosas en abierta contradicción con el Evangelio: 1934-1938; 1946-1947;
La sexualidad abraza todos los aspectos de la persona, en la unidad de su cuerpo y de su alma: 2332;
La autoridad debe facilitar a cada uno lo que necesita para llevar una vida verdaderamente humana: 1908;
La dignidad de la persona humana implica y exige la rectitud de la conciencia moral: 1780;
La exigencia del respeto hacia el propio cuerpo y al ajeno se basa en la dignidad de la resurrección en Cristo: 1004;
La imagen divina está presente en todo hombre. Resplandece en la comunión de las personas: 1702; 1878;
La justicia social sólo puede ser conseguida sobre la base del respeto de la dignidad trascendente del hombre: 1929-1933;
La libertad, «signo eminente de la imagen divina»: 1705; 1712;
La libertad, componente esencial de la dignidad humana. El hombre fue creado libre y dueño de sus actos: 1730; 1747;
La persona humana representa el fin último de la sociedad, que está ordenada a él: 1929;
La persona humana, la «única criatura en la tierra a la que Dios ha amado por sí misma». Está destinada a la bienaventuranza eterna: 1710-1711; 1703;
La razón más alta de la dignidad humana consiste en la vocación recibida a la comunión con Dios. El hombre ha sido creado por Dios y para Dios: 27;
Necesidad de una permanente conversión interior para obtener cambios sociales que estén realmente al servicio de la persona: 1888;
Nuestro lenguaje, aunque limitado, capta realmente a Dios mismo: 43;
Toda persona humana tiene el derecho de ser reconocida como ser libre y responsable: 1738;
Todas las criaturas poseen una cierta semejanza con Dios. Y muy especialmente el hombre, creado a imagen y semejanza de Dios: 41;

Piedad

El tabernáculo debe estar situado en el lugar más digno. Debe favorecer la adoración del Señor: 1183;
La piedad filial se fundamenta en la gratitud hacia los padres: 2215;
Todo acto sincero de piedad reaviva en nosotros el espíritu de conversión y de penitencia, y contribuye al perdón de los pecados: 1437;

Pobreza

- necesaria para recibir el Reino: 544;
El amor a los pobres es incompatible con el amor desordenado de las riquezas y con su uso egoísta: 2243-2246; 2462;
El amor desordenado de las riquezas y el poder: 2535-2540;
La pobreza de espíritu. En qué consiste. Han de vivirla todos los cristianos: 2544-2547;

Predicación

- debe estar penetrada de adoración y de respeto hacia el Señor: 2145;
El Misterio pascual de la Cruz y de la Resurrección está en el centro de la Buena Nueva que los apóstoles, y la Iglesia a continuación de ellos, deben anunciar al mundo: 571-573;

Presencia de Dios

- consecuencia de la fe en Dios: 222-227;
Oración a Jesús. La invocación del santo Nombre de Jesús es el camino más sencillo de la oración continua: 2668;
«Es necesario acordarse de Dios más a menudo que de respirar». Para esto es necesario dedicar algunos momentos expresamente a la oración: oración de la mañana y de la tarde, antes y después de comer...: 2697-2698;
La oración es estar habitualmente en presencia de Dios y en comunión con Él: 2565;
La oración es la vida del corazón nuevo. Debe animarnos en todo momento: 2697;
La oración nos ayuda a estar en presencia de Dios: 2564;
Los acontecimientos de cada día, tema de oración. «Impregnar de oración las humildes situaciones cotidianas»: 2659-2660;
Memorizar las oraciones fundamentales ofrece una base indispensable para la vida de oración. Hacer gustar su sentido: 2688;
Por medio de palabras, mentales o vocales, toma cuerpo nuestra oración. Pero lo más importante es «la presencia del corazón ante Aquel a quien hablamos en la oración»: 2700;

Primeros cristianos

- y Tradición viva de la Iglesia: 83;
La transmisión de la fe es ante todo el anuncio de Jesucristo. Los primeros discípulos ardían en deseos de anunciar a Cristo: 425;
Los primeros cristianos vivieron con especial fervor la oración de intercesión por los más necesitados: 2636; 2647;
Su oración de alabanza al Señor: 2641;

Providencia

- y el escándalo del mal: 309-314;
- y el misterio de la aparente impotencia de Dios: 272-274; 276;
- y las causas segundas: 306-308;
Dios mantiene y conduce la creación en cada instante: 301; 321;
Dios puede sacar un bien de las consecuencias de un mal, incluso moral, causado por sus criaturas: 312;
Disposiciones por las que Dios conduce la obra de su creación hacia la perfección: 302;
Entregar el futuro en manos de la Providencia con sentido de responsabilidad: 2115;
Jesús pide un abandono filial en la Providencia del Padre celestial que cuida de las más pequeñas necesidades de sus hijos: 305; 322;
La solicitud de Dios por las criaturas es concreta e inmediata: 303; 304;
Los caminos de la Providencia divina nos son frecuentemente desconocidos: 314;

Prudencia

Dispone la razón práctica a discernir en toda circunstancia nuestro verdadero bien y a elegir los medios rectos para realizarlo. Es llamada «auriga virtutum»: 1806; 1835;

Pureza

Jesús vino a restaurar la creación en la pureza de sus orígenes: 2336;
La pureza cristiana exige «una purificación del clima social»: 2525;
La pureza de corazón es el preámbulo de la visión. Esta pureza nos concede ya «ver según Dios»: 2519; 2531;
La pureza exige el pudor, que preserva la intimidad de la persona. Es parte integrante de la templanza. Ordena las miradas y los gestos: 2521-2524; 2533;
La purificación del corazón. A los limpios de corazón se les promete que verán a Dios «cara a cara» y que serán semejantes a Él: 2517-2519;
Vocación a la castidad: 2337-2350;

Purgatorio

La comunión con los difuntos. Práctica inmemorial de la Iglesia de honrar con piedad su memoria y de orar por ellos. Pueden ser también grandes intercesores en favor nuestro: 958;
Las indulgencias ofrecidas en sufragio por los difuntos: 1471; 1479;
Purificación después de la muerte. Un «fuego purificador». Los sufragios por las almas del Purgatorio: 1030-1032; 1054;

Purificación

- del sacerdote ante la grandeza de la misión que el Señor le ha encomendado: 1589;
La comunión nos purifica de los pecados cometidos y nos preserva de los futuros: 1393; 1395;
Las distracciones en la oración indican frecuentemente aquello a lo que el corazón está apegado: 2729;

Recogimiento interior

- necesario para la contemplación: 2711;
- necesario para orar: 2699;

Rectitud de intención

- y moralidad de los actos. No basta que la intención sea recta: 1752-1753; 1756;
El fin no justifica los medios: 1759;
Hacer las cosas cara a Dios: 1752; 2520;

Redención

¿Por qué Dios no impidió que el primer hombre pecara? Los beneficios de la Redención. «Donde abundó el pecado, sobreabundó la gracia»: 412; 420;
Liberación y salvación. Cristo rescató a los hombres del pecado que los tenía sometidos a esclavitud: 1741; 1748;
«Dios le hizo pecado por nosotros»: 602-603;
Cristo nos libró de Satán y del pecado. El que cree en Cristo es hecho hijo de Dios: 1708-1709; 1715;
Dios tiene la iniciativa del amor redentor universal. Nos amó primero, sin excepción: 604-605;
El primer anuncio del Mesías redentor: 410;
Jesús fue «muerto por nuestros pecados, según las Escrituras»: 601;
La doctrina del pecado original, el «reverso» de la Redención: 389;
La Pasión redentora de Cristo es la razón de ser de su Encarnación: 607;
Tanto en el sufrimiento como en la muerte, la humanidad de Cristo se hizo el instrumento libre y perfecto de su amor divino, que quiere la salvación de los hombres: 609;
Trascendencia y sentido salvífico de la Resurrección. Fuente de nuestra resurrección futura: 651-655;

Reparación

La satisfacción. La absolución quita el pecado, pero no remedia todos los desórdenes que el pecado causó. Necesidad de reparar: 1459;
Las obras de misericordia pueden ser medio de satisfacer por nuestros pecados: 1460;

Respeto a los demás

- y bien común: 1907;
- y sentido del pudor: 2521-2524;
Afinidad de sentimientos, afectos e intereses en la comunidad familiar, que provienen sobre todo del mutuo respeto: 2206;
El cuarto Mandamiento ilumina las relaciones con los demás en la sociedad: 2212;
El deber social de la religión y el derecho a la libertad religiosa: 2104; 2109; 2137;
El respeto a la integridad corporal: 2297-2298;
El respeto a la persona y la investigación científica: 2292-2296;
El respeto a la vida humana. La vida es de Dios. La legítima defensa: 2258-2267; 2318-2319;
El respeto a los bienes ajenos. El séptimo Mandamiento: 2408-2414; 2450-2453;
El respeto a los cuerpos de los difuntos: 2299-2301;
El respeto al alma del prójimo: el escándalo: 2284-2287;
La confesión y el sigilo sacramental: 1467;
La imagen divina está presente en todo hombre. Resplandece en la comunión de las personas: 1702; 1878;
La justicia social sólo puede ser conseguida sobre la base del respeto de la dignidad trascendente del hombre: 1929-1933;
La vida del hombre es sagrada. El homicidio, el aborto y la eutanasia: 2268-2283; 2318-2319;

Respetos humanos

Audacia recibida en la Confirmación para confesar valientemente el nombre de Cristo: 1303;
Los cristianos son testigos del Evangelio. Este testimonio es transmisión de la fe en palabras y obras. Nunca deben «avergonzarse de dar testimonio del Señor»: 2471-2474;

Responsabilidad

- de los hijos mayores para con sus padres: 2218;
- de los padrinos de un bautizado, niño o adulto. Cualidades que deben reunir: 1255;
- en los pecados cometidos por otros: 1868;
«Hay dos caminos: el uno conduce a la vida; el otro, a la muerte»: 1696;
Decidir en conciencia. Algunas reglas: 1786-1789;
Derecho y deber de los padres de elegir para sus hijos una escuela que responda a sus propias convicciones: 2229;
El bautismo de niños, tradición inmemorial de la Iglesia. Responsabilidad de los padres: 1250-1252; 1231;
El Espíritu Santo da a ciertos fieles dones de sabiduría y de discernimiento para guiar a otros. Necesidad de la dirección espiritual para el progreso espiritual. Ayuda para la oración: 2690; 2695;
El hogar, un lugar adecuado para la educación de las virtudes. Responsabilidad de los padres. Necesidad del buen ejemplo: 2223;
El hombre y la mujer, «administradores» de Dios en el mundo. Responsabilidad: 373;
Entregar el futuro en manos de la Providencia con sentido de responsabilidad: 2115;
La gracia de estado: 2004;
La conciencia y los juicios erróneos: 1790-1794; 1801;
La existencia del infierno, una llamada a la responsabilidad en el ejercicio de la libertad: 1036;
Libertad y responsabilidad: 1731-1738;
Llamados a dar la vida, los esposos participan del poder creador y de la paternidad de Dios. La fecundidad en el matrimonio: 2366-2372;
Los padres han recibido la responsabilidad y el privilegio de evangelizar a sus hijos. Son para sus hijos los «primeros heraldos de la fe»: 2225;
Los sacerdotes han sido ordenados para guiar al Pueblo de Dios a las fuentes vivas de la oración. Responsables de esta «formación en la oración» de sus hermanos: 2686; 2695;
Ni el Estado ni ninguna sociedad más amplia debe suplantar la iniciativa y la responsabilidad de las personas y de las corporaciones intermedias: 1894;
Responsabilidad personal y participación en la vida pública. Ejemplaridad en estas tareas: 1913-1917;

Resurrección

- además de un hecho histórico es un misterio de fe: 647;
- es obra de la Trinidad: 648-650;
- un acontecimiento real, con manifestaciones históricamente comprobadas: 639; 656;
Ascensión de Cristo a los Cielos: 659-662; 665-667;
El estado de la Humanidad resucitada de Cristo: 645-646;
El Misterio pascual de la Cruz y de la Resurrección está en el centro de la Buena Nueva que los apóstoles, y la Iglesia a continuación de ellos, deben anunciar al mundo: 571-573;
El sepulcro vacío: 640; 657;
En la Resurrección de Cristo se llevó a cabo nuestra filiación divina: 654;
Jesús «descendió a los infiernos» y aniquiló «mediante la muerte al señor de la muerte, el diablo»: 631-637;
La fe en la resurrección descansa en la fe en Dios, que «no es un Dios de muertos sino de vivos»: 993;
Las apariciones de Cristo resucitado: 641-644;
Trascendencia y sentido salvífico de la Resurrección. Fuente de nuestra resurrección futura: 651-655;

Resurrección de los cuerpos

- al fin de los tiempos, obra de la Santísima Trinidad. En qué consistirá: 988-990;
- es una verdad esencial de la fe cristiana: 991;
- y respeto al cuerpo de los difuntos: 2300-2301;
Cómo resucitarán los muertos. Cuándo: 997-1001;
En cierto modo, ya hemos resucitado con Cristo: 1002-1004;
Nuestra participación en la Eucaristía nos da ya un anticipo de la transfiguración de nuestro cuerpo por Cristo: 1000;
Revelación progresiva de esta verdad: 992-996;

Romano Pontífice

- principio y fundamento perpetuo y visible de la unidad de la Iglesia: 852;
El magisterio ordinario y universal del Papa: 2034;
El carisma de la infalibilidad: 2035;
El Papa: 880-883;

Rosario

- «síntesis de todo el Evangelio» y expresión del culto y de la devoción a María: 971;
Los misterios del Rosario, tema de oración: 2708;
Origen del Rosario: 2678;

Sacerdocio

- es el sacramento por el que la misión de Cristo confiada a sus apóstoles se ejerce en la Iglesia hasta el fin de los tiempos. Grados de este sacramento: 1536; 1593;
- garantiza que en los sacramentos sea Cristo quien actúa por el Espíritu Santo en favor de la Iglesia: 1120;
Dos modos de participación en el único sacerdocio de Cristo: el sacerdocio común de los fieles y el sacerdocio ministerial: 1546-1547; 1591; 1592;
Efectos de este sacramento: el carácter indeleble: 1581-1584;
Efectos de este sacramento: la gracia del Espíritu Santo: 1585-1589;
El rito de ordenación: 1572-1574; 1597;
El celibato sacerdotal: 1579; 1599;
El ministro de la ordenación: 1575-1577; 1600;
El sacerdocio de la antigua Alianza: 1539-1543;
El único sacerdocio de Cristo, «único mediador entre Dios y los hombres»: 1544-1545;
Grados en el sacramento del Orden: 1554; 1593;
La ordenación de los diáconos, «en orden al ministerio»: 1569-1571; 1596;
La ordenación episcopal, plenitud del sacramento del Orden: 1555-1561; 1594;
Los presbíteros, cooperadores diligentes del Obispo: 1562-1568; 1595;
Origen y significado de la palabra Orden aplicada al sacerdocio: 1537-1538;
Quién puede recibir este sacramento: 1577-1580; 1598;
Última Cena. Institución del sacerdocio: 610-611; 621;
Unidad y confianza con el propio Obispo. La promesa de obediencia: 1567;

Sacerdotes

- han sido ordenados para guiar al Pueblo de Dios a las fuentes vivas de la oración. Responsables de esta «formación en la oración» de sus hermanos: 2686; 2695;
- reciben el poder inmenso de perdonar los pecados: 983;
- son el vínculo sacramental que unen la acción litúrgica a lo que dijo y realizó Cristo: 1121;
- son instrumentos de Jesucristo para perdonar nuestras iniquidades y darnos la gracia: 987;
«El sacerdote continúa la obra de redención en la tierra»: 1589;
Conversión del sacerdote ante la grandeza de la gracia y del oficio sacerdotales: 1588;
Deben animar a los enfermos a recibir a su tiempo la Unción de los enfermos. Ayudar a que lo reciban con las debidas disposiciones: 1516;
El confesor no es dueño, sino servidor del perdón de Dios: 1466;
El sacerdote actúa in persona Christi Capitis. Es Cristo mismo presente en su Iglesia, a pesar de sus flaquezas y errores: 1548-1551;
El sacerdote es el Buen Pastor cuando administra el sacramento de la Penitencia. Es el signo y el instrumento del amor misericordioso de Dios con el pecador: 1465;
En el ejercicio de su ministerio representan a Cristo y a toda la Iglesia. Los sacerdotes son, por eso, ministros de Cristo y ministros de la Iglesia: 1552-1553;
En peligro de muerte, todo sacerdote, incluso privado de la facultad de oír confesiones, puede absolver de cualquier pecado y de toda excomunión: 1463;
La atención que el sacerdote presta a las almas a él confiadas es prueba de su amor al Señor. Su misión es servicio a los demás: 1551;
La confesión y el sigilo sacramental: 1467;
Los sacerdotes deben alentar a los fieles a acceder al sacramento de la Penitencia y deben mostrarse disponibles para celebrar este sacramento: 1464;
Ministros del sacramento de la Penitencia: 1461-1467;
No celebrar la Santa Misa, ni acercarse a recibir la comunión, con conciencia de pecado mortal: 1457;
Virtudes de un buen confesor: 1466;

Sacramentales

- y devociones populares: 1674-1676;
Características: 1668;
Diversas formas de sacramentales: 1671-1673; 1678;
Qué son: 1667; 1677;

Sacramentos

- de la fe. La fortalecen, la alimentan y la expresan con palabras y acciones. La fe de la Iglesia expresada en los sacramentos: 1122-1126;
- confieren la gracia que significan. Son eficaces porque en ellos actúa Cristo mismo, con independencia de la santidad del ministro: 1127-1128; 1131;
- en ellos la Iglesia participa ya de la vida eterna: 1130;
- instituidos por Jesucristo. «Como fuerzas que brotan del Cuerpo de Cristo siempre vivo y vivificante» y «como acciones del Espíritu Santo»: 1114-1116;
- son «de la Iglesia». Existen «por ella» y «para ella»: 1117-1121;
El carácter sacramental: 1121;
El sacerdocio ministerial garantiza que en los sacramentos sea Cristo quien actúa por el Espíritu Santo en favor de la Iglesia: 1120;
Jesucristo actúa en su Iglesia a través de los sacramentos: 1076;
Jesucristo, Médico divino. «Salía de Él una fuerza que curaba a todos». Los sacramentos: 1503-1505;
La «gracia sacramental»: 1129;
La Eucaristía, fin al que tienden todos los sacramentos: 1374;
Los siete sacramentos corresponden a todas las etapas y momentos importantes de la vida del cristiano: 1210;
Mediante los sacramentos de la iniciación cristiana (Bautismo, Confirmación, Eucaristía) se ponen los fundamentos de toda la vida cristiana: 1212;

Sagrada Escritura

- alma de la teología: 132;
- en la vida de la Iglesia: 131-133;
«Toda la Escritura divina es un libro, y este libro es Cristo...»: 102; 134;
El Antiguo Testamento: 121-123;
El canon de la Sagrada Escritura: 120-130;
El Espíritu Santo, intérprete de la Escritura: 109-114;
El Nuevo Testamento: 124-127;
El sentido de la Sagrada Escritura: 115-119;
En la Sagrada Escritura, Dios habla al hombre a la manera de los hombres: 109;
Inspiración y verdad de la Sagrada Escritura: 105-108;
La Iglesia encuentra sin cesar en la Sagrada Escritura alimento y fuerza: 104;
La Iglesia ha venerado siempre la Sagrada Escritura como lo ha hecho con el Cuerpo de Cristo: aquélla y ésta alimentan y rigen toda la vida cristiana: 103; 141;
La Iglesia recomienda insistentemente a todos los fieles la lectura asidua de la Escritura. Frutos: 133;
La Iglesia recomienda la lectura asidua de la Escritura, acompañada de oración: 2653-2654;
La Palabra de Dios constituye el sustento y vigor de la Iglesia; es firmeza de fe para sus hijos y fuente perenne de la vida espiritual: 131;
La Tradición oral y escrita: 74-79;
Leer la Escritura en «la Tradición viva de toda la Iglesia»: 81;
Los cristianos leen el Antiguo Testamento a la luz de Cristo muerto y resucitado. El Nuevo Testamento está escondido en el Antiguo: 129;
Los Evangelios son el corazón de todas las Escrituras: 125;
Tradición y Sagrada Escritura: 80-83;
Unidad del Antiguo y del Nuevo Testamento: 128-130;

Santidad

- de María: 492-493;
- de nuestros primeros padres antes del pecado original: 375-376;
- del Nombre de Dios: 2142-2149; 2160-2162;
- en la vida ordinaria. Imitar a Jesús: 531-534; 564;
«El Espíritu Santo es nuestra vida». Frutos del Paráclito en el alma: 735-736; 742;
«Hay dos caminos: el uno conduce a la vida; el otro, a la muerte»: 1696;
«La perfección cristiana sólo tiene un límite: el no tener límite»: 2028;
Colaboración entre la gracia de Dios y la libertad del hombre. Es Dios quien santifica, pero «el hombre no está sin hacer nada»: 1993;
Conformar nuestros pensamientos, palabras y acciones con los del Señor. Tener «los sentimientos que tuvo Cristo»: 1693-1694;
El camino de la santidad pasa por la Cruz. Necesidad de la mortificación: 2015;
El ejercicio de todas las virtudes está animado e inspirado por la caridad. Es la forma de las virtudes: 1827;
El Espíritu Santo y la Iglesia. Su acción en el alma de los fieles: 737-741; 747;
El Espíritu Santo y nuestra santificación: 1695;
El progreso espiritual tiende a la unión cada vez más íntima con Cristo. El Señor nos llama a todos a esta íntima unión con Él: 2014;
El Verbo se encarnó para ser nuestro modelo de santidad: 459;
La caridad, alma de la santidad a la que todos están llamados: 826;
La fecundidad del apostolado depende de la unión vital con Cristo: 864;
La gracia nos hace interiormente justos por el poder de la misericordia divina. Gracia y justificación: 1987-1995;
La Iglesia es Santa. Es en Ella donde conseguimos la santidad: 823-829;
La iniciativa siempre parte de Dios, que llama incansablemente a cada hombre al encuentro con Él en la oración: 2567; 2591;
La vocación propia de los laicos en medio del mundo: 898-900;
Libertad y gracia: 1742; 2002;
Santificación de los cristianos en medio del mundo a través de las tareas seculares: 901-902;
Sentido del sacramento de la Penitencia. La inclinación al pecado y el combate por la santidad: 1425-1426;
Sin Mí, no podéis hacer nada: 2074;
Todos los fieles de cualquier estado o régimen de vida están llamados a la plenitud de la vida cristiana: 2012-2013;

Santos

- han tenido siempre una conciencia muy viva de la unidad de la Iglesia. Algunos testimonios: 795;
La intercesión de los santos. Su ayuda eficaz desde el Cielo: 956;
«Todo coopera al bien de los que aman a Dios». El testimonio de los santos: 313; 324;
El santoral en el año litúrgico: 1172-1173;
Han sido «agradables» al Señor por no haber querido más que su Voluntad: 2827;
Influjo del Evangelio en los santos: 127;
La Comunión de los santos. Refuerza el amor fraterno y la unión con Cristo: 958; 962;
La Comunión de los santos y el tesoro de bienes espirituales de la Iglesia: 1476-1477;
La Eucaristía, «prenda de la gloria futura». Nos une ya a la Iglesia del Cielo, a la Santísima Virgen y a todos los santos: 1402-1405; 1419;
La Iglesia ofrece el sacrificio eucarístico en comunión con la Santísima Virgen María y haciendo memoria de Ella, así como de todos los santos y santas: 1370;
Los santos han tenido siempre una conciencia viva de que sus méritos eran pura gracia: 2011;
Se veneran como santos a los patriarcas, los profetas y otros personajes del Antiguo Testamento: 61;
Su intercesión es su más alto servicio al plan de Dios. Podemos y debemos rogarles que intercedan por nosotros y por el mundo entero: 2683; 2692;

Sencillez

Los cristianos son testigos del Evangelio. Este testimonio es transmisión de la fe en palabras y obras. Nunca deben «avergonzarse de dar testimonio del Señor»: 2471-2474;

Servir a Dios

La atención que el sacerdote presta a las almas a él confiadas es prueba de su amor al Señor. Su misión es servicio a los demás: 1551;

Servir a los demás

«Cuando servimos a los pobres y a los enfermos, servimos a Jesús»: 2449; 2463;
El confesor no es dueño, sino servidor del perdón de Dios: 1466;
La atención que el sacerdote presta a las almas a él confiadas es prueba de su amor al Señor. Su misión es servicio a los demás: 1551;
Los ministerios en la Iglesia deben ejercerse en un espíritu de servicio fraternal y de entrega: 2039;
Los que gobiernan las comunidades humanas «deben comportarse como ministros de la providencia divina»: 1884;
Los sacerdotes deben alentar a los fieles a acceder al sacramento de la Penitencia y deben mostrarse disponibles para celebrar este sacramento: 1464;
Los sacerdotes deben animar a los enfermos a recibir a su tiempo la Unción de los enfermos. Ayudar a que lo reciban con las debidas disposiciones: 1516;
Necesidad de una permanente conversión interior para obtener cambios sociales que estén realmente al servicio de la persona: 1888;

Sinceridad

La conversión exige el reconocimiento del pecado: 1848;
La sinceridad, virtud indispensable para la convivencia: 2469;
Rectitud en la acción y en la palabra humana: 2468; 2505;
Vivir en la verdad y dar testimonio de la Verdad: 2465-2475;

Soberbia

Del orgullo procede con frecuencia la envidia: 2540;
La vanagloria, falta contra la verdad: 2481;

Sociedad

- debe favorecer el ejercicio de las virtudes, no ser obstáculo para ellas: 1895;
- es indispensable para la realización de la vocación humana. Respetar la justa jerarquía de los valores del hombre. Consecuencias de invertir los medios y los fines: 1886-1889;
«El principio, el sujeto y el fin de todas las instituciones sociales es y debe ser la persona humana»: 1881;
Deberes de los ciudadanos hacia la autoridad civil: 2238-2242;
El carácter comunitario de la vocación humana: 1878-1885;
El deber social de la religión y el derecho a la libertad religiosa: 2104; 2109; 2137;
La «socialización» y el principio de subsidiariedad: 1882-1883;
La caridad representa el mayor mandamiento social. Respeto al otro y sus derechos. Exige la práctica de la justicia y es la única que nos hace capaces de ésta: 1889;
La comunidad política y la Iglesia: 2244-2246;
La familia debe ser ayudada y defendida mediante medidas sociales apropiadas. Deber grave de la autoridad civil. Algunos deberes particulares: 2209-2210; 2235-2237;
La familia es iniciación a la vida en sociedad. Es escuela de virtudes: 2207-2208;
La persona humana representa el fin último de la sociedad, que está ordenada a él: 1929;
Los que gobiernan las comunidades humanas «deben comportarse como ministros de la providencia divina»: 1884;
Necesidad de una permanente conversión interior para obtener cambios sociales que estén realmente al servicio de la persona: 1888;
Ni el Estado ni ninguna sociedad más amplia debe suplantar la iniciativa y la responsabilidad de las personas y de las corporaciones intermedias: 1894;
Obediencia a la autoridad civil: 2242;
Responsabilidad personal y participación en la vida pública. Ejemplaridad en estas tareas: 1913-1917;
Toda sociedad humana necesita una autoridad que la rija. Su misión consiste en asegurar el bien común: 1898;

Solidaridad

- enseñarla en el ámbito de la comunidad familiar: 2224;
- entre todas las criaturas por el hecho de tener un mismo Creador y estar ordenadas a su gloria: 334;
- se manifiesta en primer lugar en la distribución de bienes y en la remuneración del trabajo: 1940-1941;
- va más allá de los bienes materiales: 1942; 1948;
Actividad económica y justicia social: 2426-2436;
El bien común universal. Interdependencia de las diversas comunidades: 1911;
El destino universal y la propiedad privada de los bienes. Administradores de los bienes de Dios: 2402-2406; 2456-2457;
El menor de nuestros actos, hecho con caridad, repercute en beneficio de todos los hombres. Todo pecado daña a esta comunión: 953;
El pecado, el mal más grave, y el de peores consecuencias: para quien peca, para la Iglesia y para el mundo entero: 1488;
El recurso a la Comunión de los santos permite al pecador contrito estar antes y más eficazmente purificado de las penas del pecado: 1475;
Fraternidad que restablece el sacramento de la Penitencia: 1469;
Justicia y solidaridad entre las naciones: 2437-2442;
La doctrina social de la Iglesia. Aspectos temporales del bien común en cuanto se ordenan al fin último del hombre: 2419-2425;
Por la comunidad de origen, el género humano forma una unidad. Todos los hombres somos hermanos: 360-361;

Sufragios

La Santa Misa se ofrece también por los fieles difuntos: 1371-1372;
Las indulgencias ofrecidas en sufragio por los difuntos: 1471; 1479;

Temor de Dios

- y respeto al Nombre de Dios: 2144;
El juicio final inspira el santo temor de Dios y llama a la conversión: 1041;

Templanza

- modera la atracción de los placeres, procura el equilibrio en el uso de los bienes creados, asegura el dominio de la voluntad sobre los instintos. Otras manifestaciones de esta virtud cardinal: 1809; 1838;
El hombre fue creado libre de la triple concupiscencia: 377;
La castidad forma parte de la virtud cardinal de la templanza: 2341;
La pureza exige el pudor, que preserva la intimidad de la persona. Es parte integrante de la templanza. Ordena las miradas y los gestos: 2521-2524; 2533;
La vida corporal no tiene un valor absoluto. La concepción neopagana de la vida y el culto al cuerpo. La virtud de la templanza: 2289-2290;

Tentaciones

Tentaciones de Jesús: 538-540; 566;
Tentaciones en la oración: falta de fe y acedia: 2732-2733; 2754;
«No nos dejes caer en la tentación». Petición de discernimiento del mal y de fuerza para vencer; estar vigilantes ante el pecado y la perseverancia final. «Sentir» y «consentir»: 2846-2849; 2863;
«Y líbranos del mal»: 2850-2854;
Algunas posibles tentaciones contra la fe: 164;
Dios hace posible con su gracia lo que manda: 2082;
La señal de la Cruz nos fortalece en las tentaciones y dificultades: 2157;
La tentación: 1707;

Tibieza

Tentaciones en la oración: falta de fe y acedia: 2732-2733; 2754;
Vacilación o negligencia en responder al amor divino: 2094;

Tiempo

Los tiempos y los días de penitencia a lo largo del año litúrgico, momentos particulares para la práctica penitencial: 1438;

Trabajo

«Orad como si todo dependiese de Dios y trabajad como si todo dependiese de vosotros». Oración y trabajo: 2834;
Dios confió al hombre la responsabilidad de someter la tierra y dominarla, y así completar la obra de la Creación: 307;
El derecho a la información y los secretos profesionales: 2488-2492;
El hombre tenía como misión «cultivar la tierra y guardarla». El trabajo no le era penoso: 378;
El trabajo en la vida del hombre: 2427-2428;
El valor primordial del trabajo atañe al hombre mismo. Mediante su trabajo, el hombre participa en la obra de la Creación: 2460;
Lección de Cristo en Nazaret: 533;

Trinidad Santísima

«Creo en un solo Dios»: 200-202;
«La fe de todos los cristianos se cimienta en la Santísima Trinidad»: 232;
El dogma en sí: 253-256; 266;
El envío del Espíritu Santo en Pentecostés. Revelación de la Trinidad: 731-732;
El misterio central de la fe y de la vida cristiana. Es la enseñanza más fundamental y esencial: 232-237; 261;
La creación, obra común de la Trinidad Santísima: 290-292;
La formación del dogma trinitario: 249-252;
La liturgia, obra de la Santísima Trinidad: 1077-1112;
La Resurrección de Jesucristo, obra de la Trinidad: 648-650;
La resurrección de los cuerpos al fin de los tiempos, obra de la Santísima Trinidad. En qué consistirá: 988-990;
Las obras divinas y las misiones trinitarias: 257-260;
Oración a la Trinidad: 260;

Tristeza

La envidia, un peculiar estado de tristeza. Es un pecado capital: 2538-2540;

Unción de los enfermos

- atestiguada por el Apóstol Santiago: 1510;
Animar a los enfermos a recibir a su tiempo la Unción de los enfermos. Ayudar a que lo reciban con las debidas disposiciones: 1516;
Con el sacramento de la Unción de los enfermos la Iglesia entera los encomienda para que el Señor los alivie y los salve: 1499;
Efectos de este sacramento: 1520-1521; 1532;
La celebración del sacramento: 1517-1519;
Quiénes pueden recibirlo. El «tiempo oportuno»: 1514-1515; 1527-1529;
Un sacramento de los enfermos. Cómo se administra: 1511-1513;

Unidad

- de la Iglesia y diversidad de miembros: 791;
- entre sacerdotes. La costumbre de imponer las manos en la ordenación expresa la unidad del presbiterio: 1568;
El Romano Pontífice, principio y fundamento perpetuo y visible de la unidad de la Iglesia: 852;
El sagrado misterio de la Unidad de la Iglesia: 813-816;
Hacia la Unidad: 820-822;
La comunión en la fe necesita un lenguaje común, normativo para todos: 185;
La Eucaristía fortalece la unidad del Cuerpo Místico: «Eucaristía hace a la Iglesia»: 1396;
La Eucaristía y la unidad de los cristianos: 1398-1401;
La oración de Jesús por la unidad: 2748;
Las heridas de la Unidad: 817-819;
Los santos han tenido siempre una conciencia muy viva de la unidad de la Iglesia. Algunos testimonios: 795;
Por la comunidad de origen, el género humano forma una unidad. Todos los hombres somos hermanos: 360-361;
Una sola fe: 172-175;

Unidad de vida

La integridad de quien vive la virtud de la castidad asegura la unidad de la persona. Esta virtud no tolera ni la «doble vida ni el doble lenguaje»: 2338;
Sólo Dios basta: 227; 1723;

Veracidad

Dios es la Verdad: 215-217;
La mentira, pecado también contra la caridad y la justicia. Es «una verdadera violencia hecha a los demás». Deber de reparar: 2484-2487;
La sinceridad, virtud indispensable para la convivencia: 2469;
La verdad y el uso de los medios de comunicación social: 2493-2499;
Rectitud en la acción y en la palabra humana: 2468; 2505;

Verdad

Dios es fuente de toda verdad. Jesús nos enseñó el amor incondicionado por la verdad: 2465-2466;
Pecados y ofensas contra la verdad: 2475-2487;
Dar testimonio de la verdad: 2471-2474;
El martirio, supremo testimonio de la verdad de fe: 2473-2474;
El cristiano, a ejemplo de Cristo, ha de «vivir en la verdad»: 2470;
El derecho a la información y los secretos profesionales: 2488-2492;
El hombre busca naturalmente la verdad y está obligado a honrarla y a atestiguarla: 2467;
La vanagloria, falta contra la verdad: 2481;
La verdad se halla por sí misma. Verdad, belleza y arte sacro: 2500-2502; 2513;

Via Crucis

La consideración del Vía Crucis, una forma de oración: 2669;

Vida cristiana

- se inicia con el Bautismo: 1213;
- y sentido del sacramento de la Penitencia. La inclinación al pecado y el combate por la santidad: 1425-1426;
Colaboración entre la gracia de Dios y la libertad del hombre. Es Dios quien santifica, pero «el hombre no está sin hacer nada»: 1993;
Conformar nuestros pensamientos, palabras y acciones con los del Señor. Tener «los sentimientos que tuvo Cristo»: 1693-1694;
El recurso a la Comunión de los santos permite al pecador contrito estar antes y más eficazmente purificado de las penas del pecado: 1475;
Frutos de la confesión frecuente, aunque el penitente sólo tenga pecados veniales: 1458;
Importancia de las virtudes humanas en la vida cristiana: 1804;
La Visita al Santísimo, una prueba de gratitud, un signo de amor y un deber de adoración hacia el Señor: 1418;
La comunión conserva, acrecienta y renueva la Vida recibida en el Bautismo: 1392;
La comunión frecuente, incluso diaria, alimento de la vida cristiana: 1389;
La Eucaristía fortalece la caridad, que tiende a debilitarse en la vida cotidiana. Esta caridad vivificada borra los pecados veniales: 1394;
La Eucaristía, fuente y cumbre de la vida cristiana. Contiene todo el bien espiritual de la Iglesia: 1324-1327; 1407;
La gracia, una participación en la vida de Dios. Nos introduce en la intimidad de la vida trinitaria. Filiación divina: 1997;
La oración vocal, un elemento indispensable de la vida cristiana. El ejemplo del Señor: 2701;
La práctica de la vida moral animada por la caridad da al cristiano la libertad espiritual de los hijos de Dios: 1828;
La vida moral del cristiano está sostenida por los dones del Espíritu Santo: 1830;
La vocación cristiana, por su propia naturaleza, es vocación al apostolado: 863;
Llamada continua a la conversión. La segunda conversión, una tarea que dura toda la vida: 1427-1429;
Los tiempos penitenciales, particularmente apropiados para los ejercicios espirituales, liturgias penitenciales, peregrinaciones como signo de penitencia...: 1438;
Los acontecimientos de cada día, tema de oración. «Impregnar de oración las humildes situaciones cotidianas»: 2659-2660;
Los frutos de la comunión: 1391-1401; 1416;
Los siete sacramentos corresponden a todas las etapas y momentos importantes de la vida del cristiano: 1210;
Mediante los sacramentos de la iniciación cristiana (Bautismo, Confirmación, Eucaristía) se ponen los fundamentos de la vida cristiana: 1212;
Moralidad de las pasiones. Importancia de las pasiones en la vida cristiana: 1762-1770;
Necesidad del testimonio cristiano en medio del mundo: 2044-2046;
Ofrecemos nuestros cuerpos «como una hostia viva, santa, agradable a Dios». La vida cristiana tiene su fuente y su cumbre en el sacrificio eucarístico: 2031;
Orar es siempre posible; es una necesidad vital: hace posible lo imposible. Oración y vida cristiana son inseparables: 2745; 2757;
Todos los fieles de cualquier estado o régimen de vida están llamados a la plenitud de la vida cristiana: 2012-2013;
Una vida nueva en Cristo. Estamos como los sarmientos unidos a la vid: 1988;

Vigilancia

Dificultades en la oración: las distracciones y la sequedad. Estar vigilantes: 2729-2731;
«No nos dejes caer en la tentación». Petición de discernimiento del mal y de fuerza para vencer; estar vigilantes ante el pecado y la perseverancia final: 2846-2849; 2863;
Esperar con una oración vigilante a Aquel que «es y que viene»: 2612;
Estar vigilantes es «guardar el corazón»: 2849;

Virgen María

- es la figura y la más perfecta realización de la Iglesia: 507;
- es nuestra Madre en el orden de la gracia. Ella intercede continuamente por nosotros: 967-969; 975;
- imagen escatológica de la Iglesia: 972;
- la «nueva Eva» anunciada en el «protoevangelio»: 411;
- prefigurada en el Antiguo Testamento: 489;
- realiza la obediencia de la fe del modo más perfecto: 148-149;
- y la Encarnación del Verbo. Verdadera Madre de Dios: 466;
- y la Iglesia: 726;
Anunciación: 484-486; 494;
Corredentora: 964; 973;
El Magníficat, cántico de acción de gracias de María y de la Iglesia: 2619; 2622;
El amor maternal de María: 501;
El culto a la Santísima Virgen. Su carácter propio: 971;
El Espíritu Santo y la Virgen: 721-726;
En el Avemaría pedimos a la Virgen que esté presente a la hora de nuestra muerte, como estuvo en la Muerte de su Hijo en la Cruz: 2677;
La oración de María. Su intercesión por nosotros: 2617-2619;
La enseñanza sobre María, íntimamente unida a la de Cristo. Lo que la fe enseña sobre María ilumina la fe en Cristo: 487;
La Eucaristía nos une ya a la Iglesia del Cielo, a la Santísima Virgen y a todos los Santos: 1402-1405; 1419;
La Iglesia ofrece el sacrificio eucarístico en comunión con la Santísima Virgen María y haciendo memoria de Ella, así como de todos los santos y santas: 1370;
La Inmaculada Concepción: 490-493; 508;
La maternidad virginal de María según el designio de Dios: 502-507;
La obediencia de María: 494;
La oración en unión con María. Comentario al Avemaría: 2673-2678; 2682;
La santidad de María: 492-493;
La Virgen en la Santa Misa: 1370;
La Virgen y la Pasión: 964;
María nos da ejemplo en el Magníficat de cómo ha de ser nuestra adoración a Dios: 2097;
María, «siempre Virgen»: 499-501; 510;
María, Madre de Cristo, Madre de la Iglesia: 963-970;
Maternidad divina de María: 495; 509;
Mediadora: 970; 975;
Podemos orar con Ella y a Ella. La oración de la Iglesia, sostenida por la oración de María: 2679;
Predestinación de María: 488-489;
Respuesta de María al plan de salvación manifestado en la embajada del Arcángel San Gabriel: 499; 511;
Trono de la Sabiduría: 721;
Virginidad de Nuestra Señora: 496-498;

Virginidad

- de María: 496-501;
- por el Reino de Dios. Preeminencia de la unión con Cristo: 1618-1619;
- y matrimonio. La estima de la virginidad por el Reino y el sentido cristiano del matrimonio van inseparables y se apoyan mutuamente. Ambas realidades vienen del Señor: 1620;

Virtudes

Distinción de las virtudes cardinales: 1805-1809;
El ejercicio de todas las virtudes está animado e inspirado por la caridad. Es la forma de las virtudes: 1827;
El hogar, un lugar adecuado para la educación de las virtudes. Responsabilidad de los padres. Necesidad del buen ejemplo: 2223;
El Verbo se encarnó para ser nuestro modelo de santidad: 459;
En toda su vida, Jesús se muestra como nuestro modelo. Es el «hombre perfecto» que nos invita a ser sus discípulos y a seguirle: 520; 521;
Importancia de las virtudes humanas en la catequesis: 1697;
La virtud de la religión nos lleva a dar a Dios todo lo que en justicia le debemos en cuanto criaturas: 2095;
La familia, escuela de virtudes: 1657;
La gracia puede ordenar las pasiones y convertirlas en virtudes: 1768-1769;
La oración y las tres virtudes teologales: 2656-2658;
La prudencia conduce a las demás virtudes indicándoles regla y medida. Es llamada «auriga virtutum»: 1806;
La sociedad debe favorecer el ejercicio de las virtudes, no ser obstáculo para ellas: 1895;
Las virtudes humanas: 1804; 1834;
Las virtudes teologales: 1812-1829; 1840;
Las virtudes y la gracia: 1810-1811; 1910-1911; 1839;
Los dones del Espíritu Santo completan y llevan a su perfección las virtudes de quienes los reciben: 1831;
Qué son: 1803; 1833;
Qué son. Importancia para la vida cristiana: 1804; 1834;
Son purificadas y elevadas por la gracia: 1810;
Virtudes de un buen confesor: 1466;

Virtudes de convivencia

La mentira es funesta para la convivencia: 2486;
La familia es escuela de virtudes: 2207-2208;
La sinceridad, virtud indispensable para la convivencia: 2469;

Visita al Santísimo

La Visita al Santísimo, una prueba de gratitud, un signo de amor y un deber de adoración hacia el Señor: 1418;

Vocación

- y unión con Cristo: 519-521;
Cuando llegan a la edad correspondiente, los hijos tienen el deber y el derecho de elegir su profesión y estado de vida. Confianza filial con sus padres: 2230-2233; 2253;
Dios llama a cada uno por su nombre: 2155-2159; 2167;
La vocación a la vida eterna es sobrenatural. Depende enteramente de la iniciativa gratuita de Dios: 1998;
La vocación propia de los laicos en medio del mundo: 898-900;
Los vínculos familiares, aunque son muy importantes, no son absolutos. Los padres y la vocación de sus hijos: 2232-2233; 2253;
Respuesta libre del hombre a la gracia de Dios: 2002;
Vocación a la castidad. Todos los fieles de Cristo son llamados a una vida casta según su propio estado: 2337-2350;

Voluntad de Dios

- la conocemos en la oración: 2826;
«Hágase tu voluntad en la tierra como en el Cielo». La voluntad del Padre es la salvación de todos los hombres. Unir nuestra voluntad a la del Hijo para realizar su plan de salvación en el mundo: 2822-2827; 2860;
La verdadera oración nos lleva a disponer el corazón para hacer la voluntad del Padre: 2611;
Los hombres, cooperadores a menudo inconscientes de la voluntad divina: 307;
Los santos han sido «agradables» al Señor por no haber querido más que su Voluntad: 2827;
Toda la vida de Cristo es una ofrenda al Padre. Vino para hacer su Voluntad: 606-607;